19 nov. 2011

¿Izquierda o derecha?



Me he dado cuenta de que al final te vino bien la "ruptura".
Sé que conmigo hubieses seguido estancada, como lo sigo yo, ¿no? Así que no te culpo por buscar la solución a tu problema.
Había que sacrificar algunas cosas, y mi amistad estaba ahí molestando, supongo.
Pero ahora te va todo bien, ¿verdad? Ahora fumas, bebes, y he oído que estuviste un mes con un chico. ¡Uau, un chico! Antes eso era inalcanzable, ¿no crees...? 
¿Cómo se siente saltar al otro lado de la raya? Aún recuerdo cuando hablábamos sobre esa gente, y ahora que tú eres así, ¿qué tal? ¿Es como pensábamos? Repito: ¿cómo se siente? ¿Cómo son las fiestas? ¿Y las discotecas que antes solo imaginabas, de las que hablabas como si de verdad fueras a ir pero que en realidad solo podías pensar (ya que eras de-las-mías)? ¿Quién tenía razón sobre ellas, tú o yo?
¿Estás bien?
¿Te gusta tu nueva vida?
¿Te gusta tener que preocuparte todos los días por cosas como tener que tener el maquillaje bien negro? Porque recuerdo que antes con tus negras pestañas bastaba.
Da igual, da igual, está bien. No te reprocho nada, te lo juro. Solo estoy... contenta. De verdad. Me alegro por ti, al fin y al cabo fuiste mi mejor amiga. Cada vez que nos cruzamos me gustaría decirte algo, un hola estaría bien, por ejemplo, pero se me queda atascado en la garganta. A lo mejor el rimel hace más que alargar las pestañas, fíjate. Debería estar en los efectos secundarios.
Pero, en serio, que me alegro por ti. En el fondo de mí sigo teniendo el recuerdo de lo bien que lo pasamos, y si alguna vez hablo mal de ti y tú lo oyes, quiero que sepas que también te defiendo, aunque sea en mi cabeza. 
Deberías ver la caja que tengo con cosas como notas, dibujos y ese colgante tan bonito de la bailarina.
La gente lo suele decir como si fuera una frase que hay que decir, eso de "en la adolescencia se elige el camino" (no es exactamente así, pero tú me entiendes, ¿a que sí?). Pues que no se rían tanto, esas cosas habrías que decirlas en bajito, porque no debería oírlo todo el mundo: se lo pueden tomar hasta en serio. La gente elige El Camino, efectivamente, y es una pena. La de cosas que se separan... como nosotras dos, ¿no crees...?
Oye, que porque sean diferentes (nuestros Caminos, nuestras vidas...) no significa que cuando íbamos juntas haya desaparecido. Eso nunca :)
Tampoco será el primer Camino que tengamos que elegir tú y yo. ¿Quién sabe? ¡A lo mejor nos encontramos dentro de milenios, donde menos lo esperemos! ¿No sería gracioso? Hablaríamos, nos pondríamos al día, lloraríamos (lo sé porque yo soy muy llorona)...
De momento, solo por saberlo... ¿Izquierda o derecha?



19 jul. 2011

(8)

Es bonito saber que siempre estará ahí. Es bonito ver cómo cuando solo quieres gritar, te acalla y te calma. Es bonito sentirla latir con todo tu cuerpo. Es tranquilizante que se te meta en el cerebro y no poder pensar en nada más.
Es genial saber que, cuando no queda nadie, queda la música.