11 jun. 2012

"Savia Negra": fiesta muy mágica

¡Hola niños y niñas, altos y bajos, muggles y demás criaturas fantásticas!
Vale, me ha quedado el saludo un tanto así O_O, pero es que estoy como muy saltarina hoy.
¿Qué venía a deciros? ¡Ah, sí! Que para descansar de lo pesada que estoy últimamente con #CAMBIOS, es decir, por variar un poco las cosas del blog, voy a dejaros esto:



Sí, señoras y señores, ¡esta es la portada de la secuela de "Flores de Sombra", el libro de Sofía Rhei!
Lo primero: ¿no os parece adskjlaskdjlsd? Es PRECIOSA. Me gusta más que la primera, y ya es decir, porque esa también es rebonita al máximo. 


Segundo, deciros que aquí os dejo el link de una pág (pre-pág?) que hay en su web. Si queréis volver y no encontrais esta entrada (por algún casual, yo qué sé), tenéis el banner en la barra de la izquierda del blog :) También es precioso...
http://www.floresdesombra.com/savianegra/index.html


Aquí os dejo las reseñas de "Flores de Sombra" y de "Savia Negra", por si os murierais de pereza y no quisierais darle al link (vag@s...).
Todo sacado de www.floresdesombra.com ;)
SINOPSIS:

¿Qué puedes hacer en un pueblo perdido en el que no conoces a nadie, y donde no parece existir ningún tipo de entretenimiento diferente a contar calabazas? Hazel se plantea esta misma pregunta. Lejos de todos sus amigos y del mundo que conocía, el último verano del instituto, que debería haber sido el mejor de su vida, tiene pinta de ir a ser el más aburrido y triste. Pero las cosas no siempre son lo que parecen... Envuelta en la aventura más fantástica que jamás hubiera podido soñar, Hazel tiene que ayudar al chico más atractivo de dos mundos y enfrentarse a los Azogues, las engañosas criaturas de la feria del Otro Lado.

SPOILER!

Savia negra, la segunda parte de Flores de Sombra, empieza varias semanas después de la boda de Hazel Hawtorne con el heléboro Áster. La boda no fue espontánea, sino que Hazel se vio obligada a aceptarla para evitar una rebelión de las criaturas del otro lado que habría supuesto un grave ataque al mundo de los humanos.
Por tanto, a pesar de sentir amor por Áster, no puede evitar pensar que, de alguna manera, éste le tendió una trampa para conseguirla. Cada día que pasa conoce nuevas facetas de su esposo: algunas de ellas hacen que su amor crezca, y otras que lo cuestione. Lo mismo le sucede con la sociedad de los heléboros: su admiración hacia unas cosas y rechazo hacia otras la sume en una contradicción constante. Sus dudas aumentan al conocer al atractivo Ginevre, que resulta ser un cercano enemigo de Áster.
Pero Hazel no tiene tiempo para aclarar sus ideas, porque Áster y ella sufren un terrible ataque y comprenden que sus vidas corren peligro. Ni siquiera saben de dónde viene la amenaza: el modo de actuar de los heléboros se basa en la distracción y en el despiste. Los acontecimientos se suceden sin que Hazel pueda preverlos, y solo a través de observar sus reacciones ante el miedo y el peligro es capaz de llegar a comprender sus verdaderos sentimientos. En este segundo libro, Hazel se sumerge el mundo de los heléboros y descubre muchos de sus secretos mágicos, pero, sobre todo, aprende a conocerse a sí misma.



Y, además, que lo sepáis, todo esto venía por algo en concreto: si os habéis leído el primer libro y queréis tener YA (como yo) el segundo, si os intriga muchísimo este mundo de los heléboros y os encantaría conocer a Sofía Rhei en persona, hay algo que os puede interesar:
http://www.floresdesombra.com/savianegra/invitacion.pdf
Bueno, vale, hay que añadir que tendríais que vivir en Madrid o alrededores, como la moi, pero también existen los trenes... los autobuses... yo lo dejo caer.
Sí, Sofía da una fiesta de presentación y, según el Facebook oficial (Savia Negra), donde ha colgado algunas fotos, tiene pinta de ser muuuuuy interesante.


¡Si alguien va, que avise y nos vemos! O sea, sé que no tengo tantos seguidores, pero si lo pasáis y tal a lo mejor hay gente a la que le interesa y eso :)


No dejéis de pasaros por el link del banner, y leed los libros, sed buen@s, que son *___*


¡Os quiero! ¡Gracias!