31 dic. 2013

Los mejores del 2013

He aquí la lista de los 15 mejores libros que he leído este año.
Aviso: no van por orden. Suficientemente difícil ha sido escoger solo 15 de 67, como para encima decir cuál me ha gustado más y cuál menos...
Algunos están reseñados, otros no because of segundo de bachillerato. Pero, si de los que no he reseñado os interesa alguno en especial, me esforzaré y colgaré la reseña.


Looking for Alaska, de John Green.

Bajo la misma estrella, de John Green.

Las carreras de Escorpio, de Maggie Stiefvater.*

Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky.

El gran Gatsby, de Scott Fitzgerald.*

Un beso en París, de Stephanie Perkins.

Desde mi cielo, de Alice Sebold.

Croquetas y wasaps, de Begoña Oro.

El cuaderno de Aroha, de Francesc Miralles.

Amy and Roger's epicdetour, de Morgan Matson.

Rebeldes, de Susan E. Hinton.

Nick & Norah's infinite playlist, de David Levithan y Rachel Cohen.

El diario de Bridget Jones, de Helen Fielding

Saga Percy Jackson (los cinco libros), de Rick Riordan

Hamlet, de William Shakespeare
*Los que tienen asterisco tienen reseña posible a principios de 2014.

¡Feliz 2014!

25 dic. 2013

Nick & Norah's infinite playlist, Rachel Cohn & David Levithan.

FICHA TÉCNICA                    

         Título: Nick & Norah's infinite playlist (Nick y Norah, una noche de música y amor)
         Autor: Rachel Cohn y David Levithan
         Editorial: Ember (Ediciones B)
         Idioma: Inglés (Español: descatalogado)
         Formato: Paperback
         Páginas: 183
         Precio: 6,31€ (en inglés, aquí), 5,81€ (inglés, aquí), 8,95€ (español).
         Fecha de publicación: 2006 (2007)
         Otros: película.

It all starts when Nick asks Norah to be his girlfriend for five minutes. He only needs five minutes to avoid his ex-girlfriend, who's just walked in to his band's show. With a new guy. And then, with one kiss, Nick and Norah are off on an adventure set against the backdrop of New York City--and smack in the middle of all the joy, anxiety, confusion, and excitement of a first date. 
Nick es bajista de un grupo de música punk. Una noche está tocando con su banda en un club y aparece su ex novia acompañada por otro chico. Cuando Nick termina el concierto, se acerca a la barra e intenta evitar a su ex proponiendo a otra chica, Norah, que sea su novia durante cinco minutos. Sorprendentemente, Norah, que también acaba de romper con su novio y no soporta a la ex de Nick, le responde con un beso. A partir de ese momento, Nick y Norah compartirán una primera cita que se convertirá en una infinita noche de amor, de alegría, de confusión, de emoción, de inquietud, de humor, de música… con la ciudad de Nueva York como telón de fondo.

AYYYYYYYYY.
Jo. Qué libro más... <3 <3 <3 Entra en mi lista de los mejores leídos en 2013 pero vamos, de cabeza.
Sinceramente, es una pena que poca gente lo conozca/lo haya leído (porque, sinceramente, yo al menos no he oído mucho sobre él aparte de por unas amigas), porque creo que más gente debería leer esta historia tan especial.
Life fails. Songs don't always.
La vida falla. Las canciones no siempre.

Nick es el bajista de un grupo punk. A Norah le gusta el punk, por eso está en ese local aunque sabe que sus padres podrían matarla si se enterasen. También está allí porque tiene que cuidar a Caroline, a la que por cierto le gusta bastante emborracharse y pegarse a tíos que no le convienen. La ex de Nick, Tris, está allí y, después de su actuación, él la ve acercándose con otro tío y no se le ocurre otra cosa que preguntarle a la persona que le pilla más a mano si podría fingir ser su novia por cinco minutos. Esa persona resulta que es Norah que, después de ver que su no-amiga/no-enemiga Tris se acerca, responde a la pregunta con un beso. Un beso que les sorprende a los dos y que hace que esa relación de cinco minutos se alargue hasta siete.

Thank you, music. Damn you, memories. Thank you, present.
Gracias, música. Malditos seáis, recuerdos. Gracias, presente.

Nick y Norah son unos personajes alucinantes. Él es muy tierno y el pobre sigue aún muy pillado por la guarra de su ex, a pesar de que se portó fatal con él y lo dejó hecho una mierda. Cuando se encuentra con Norah está más perdido que yo qué sé qué, porque aún sigue demasiado cegado por Tris,

But I guess you don´t see the planets when you're staring at the sun. You just get blind.
Pero supongo que no ves los planetas si miras fijamente al sol. Solo te ciegas.

pero, gracias a Dios, poco a poco se va despertando de la "maldición". Me gustan mucho sus intervenciones con el resto de personajes y, sobre todo, cómo se ve todo desde su punto de vista. Me gusta, también, cómo lo "soluciona todo" (o, al menos, intenta solucionarlo) componiendo. Es su forma de aclararse; encontrar las palabras adecuadas. Ella, por el contrario, es más bruta, no se corta, aunque también es más insegura, y, como dicen por ahí, huye porque está en su naturaleza. Aunque, tal vez, esta vez no quiera huir. Porque, tal vez, los dos están empezando a sentir algo. No saben qué, pero es algo. Me ha encantado ver cómo las dos piezas de el gran puzzle que es el mundo giraban y giraban hasta comprobar que de verdad podían encajar, que de verdad podían detener el desastre. Me ha gustado que Nick y Norah se encontraran.

"Do you like her?" 
"Can you like someone who confuses the hell out of you?"
"All the fucking time."

What she asked of me at the end of the day
Caligula would have blushed
-The Smiths, Heaven Knows I'm Miserable Now

La historia es una de las más especiales que he leído nunca. Parece una burrada decirlo, tal vez un poco arriesgado asegurarlo, pero es que es verdad. Nick y Norah son unos personajes reales, maravillosos, y encajan tan bien que es todo precioso y he de reconocer que he adorado el libro desde que empieza con ese "The day begins in the middle of the night" hasta que acaba con ese (NO SPOILERS) "Ready. Set. Jump." Nick & Norah's no es de esas historias en la que las situaciones son perfectas, no hay nada idealizado, porque todo es real. Todo es humano. Esta noche maravillosa (porque sí, la historia que Cohn y Levithan nos cuentan pasa en una sola noche) es intensa, es verdadera, es un caos y está llena de quebraderos de cabeza, pero también está lleno de música y lluvia y conciertos de Where's Fluffy? y ex novias y ex novios y besos y meteduras de pata. Pero, ¿no es eso de lo que está compuesta la vida? ¿No son nuestras vidas un desastre, no son un barullo de confusiones y decisiones precipitadas y oportunidades que pasan como trenes que nos atrevemos a coger?

Sinceramente, acabo de terminar este libro y tengo una gran sonrisa en la cara. Esta historia se quedará en mi corazón, sin ninguna duda, y muchas de los diálogos, las escenas y las situaciones me acompañarán, no sé decir si para siempre, pero sí que estoy segura de que durante mucho tiempo. Si tenéis la oportunidad, leerla; leerla en inglés o en español, tardad una sola noche, como ellos, o un mes entero, pero no os la perdáis. Vale la pena. Vale la pena conocerlos, y conocer al otro a través de sus voces.




Antes de acabar, os dejo una de las citas que más me han gustado del libro, una reflexión sobre mis queridos Beatles (Alicia, si lees esto, enamórate):

'I Wanna Hold Your Hand.' First single. Fucking brilliant. Perhaps the most fucking brilliant song ever written. Because they nailed it. That's what everyone wants. Not 24-7 hot wet sex. Not a marriage that lasts a hundred years. Not a Porsche or a blow job or a million-dollar crib. No. They wanna hold your hand. They have such a feeling that they can't hide. Every single successful love song of the past fifty years can be traced back to 'I Wanna Hold Your Hand'. And every single successful love story has those unbearable and unbearably exciting moments of hand-holding. Trust me. I've thought a lot about this.
“I Wanna Hold Your Hand”. Primer single. Jodidamente brillante. Puede que sea la canción más jodidamente brillante jamás escrita. Porque lo clavaron. Eso es lo que todo el mundo quiere. No sexo duro veinticuatro horas al día y siete días a la semana. No un matrimonio que dure cien años. No un Porsche o una mamada o un millón de dólares. No. Ellos quieren cogerte de la mano. Ellos tienen un sentimiento tan grande que no pueden esconderlo. Cada una de las canciones de amor que han tenido éxito en los últimos cincuenta años pueden remontarse a “I Wanna Hold Your Hand”. Y cada una de las historias de amor que han tenido éxito tienen esos insoportables e inaguantablemente excitantes momentos de cogerse de la mano. Confía en mí. He pensado mucho sobre esto.


Si lo leéis, espero que lo améis tanto como yo. Si lo habéis leído, por favor, habladme: necesito fangirlear y morir de amor con alguien porque literalmente me he pasado todo el libro como
y necesito comprensión ahora *-*

Clary


12 nov. 2013

Mi teoría de todo, J. J. Johnson



FICHA TÉCNICA                    
         Título: Mi teoría de todo
         Autor: J. J. Johnson
         Editorial: SM
         Formato: Tapa blanda con solapas
         Páginas: 333
         Precio: 9,95 €
         Fecha de publicación: 2010
         Más: Booktrailer (Clic aquí)
                 Primer capítulo aquí.
Agradecimientos a SM por el ejemplar.

Solo porque todo el mundo piense que debes superarlo no significa que puedas hacerlo. 
Hace un año que Sarah vivió el peor episodio de su vida. Su mejor amiga, Jamie, murió en un extraño accidente en el gimnasio de la escuela del que fue testigo. Desde entonces, la vida de Sarah ha caído en picado. Tanto sus notas escolares, como sus relaciones con amigos, familia y su novio se han venido abajo. No puede dejar de revivir lo sucedido y la existencia, su teoría de todo, no es más que un paseo vacío sin reglas ni motivos dirigido por el azar. 
En un último esfuerzo por retomar las riendas de su vida, Sarah traba amistad con el hermano gemelo de Jamie, Emmett, la única persona que parece entenderla, y comienza a trabajar en una granja de árboles de Navidad regentada por el excéntrico Roy. Gracias a ambos, irá descubriendo poco a poco el valor de la calma y el perdón, así como el significado de las segundas oportunidades y las relaciones humanas que dan sentido a todo.



Sarah tiene quince años y su mejor amiga Jamie (APS) acaba de morir. Bueno, hace unos meses, pero aún no lo ha superado. Sin embargo, todo el mundo le dice que tiene que hacerlo; sus padres están preocupados porque se salta las clases y saca malas notas, su hermano la odia por desestructurar la familia y lleva esquivando al gemelo de Jamie desde que la desgracia pasó. Todos le dicen que tiene que volver a ser la misma, que aquello ya pasó, que no sirve seguir pasándolo mal. Algunos siguen a su lado, como su novio Stenn, pero la gran mayoría han huido. Se sienten incómodos con ella y tienen miedo de decir algo que la ponga triste.
Pero ella no puede evitarlo. No puede evitar llorar, no puede evitar visitar la tumba de su amiga y sentir que le falta una mitad, la que se llevó el medallón idéntico al que tiene ella al cuello.


Hace ocho años, cuando teníamos siete, mi mejor amiga, Jamie, me regaló un caleidoscopio. Parece una tontería, pero aquel chisme me encantó. A Jamie también. La tía me lo quitaba cada dos por tres hasta que le regalé otro. Solíamos quedarnos tiradas en el patio de mi casa, mirando fijamente el cielo mientras los prismas giraban y cambiaban de color. Cristales de nube blanca, fractales de cielo azul.
Alucinante y psicodélico, pero en plan feliz y sin drogas.
Bueno, ahora toda mi vida es así: cambiante y sin drogas, a  menos que cuenten los antidepresivos, claro.
Ah, y por cierto: Jamie ya no está. Murió en marzo.

No todas las historias que hablen de cómo superar una muerte tienen que hacernos llorar, ¿verdad? A veces tenemos que aprender a dejar atrás los recuerdos si no queremos quedarnos estancados, y eso es precisamente lo que pasa con Sarah: no puede dejar de pensar en Jamie, en su muerte, y ni siquiera puede hablar de ello con nadie, porque todos parecen incómodos cuando su nombre sale a la luz. Imagináos: una adolescente bordástica con un montón de frustración y chorradupideces que soltar, sin esa posibilidad. ¿Y la gente se extraña de que tenga la neurona borde siempre alerta? ¿En serio?

These boots are made for walking...
... and that's just what they'll do.
-Nancy Sinatra, These boots are made for walking.

Bajo las palabras de J. J. Johnson nos adentramos en esta historia fresca, amarga y divertida a partes iguales que no nos dejará ni un tiempo para respirar, ¡porque Sarah está acelerada! Entre Ruby, el Capitán Zarigüella, los pinos, Emmett, su hermano... No tenemos ni un segundo para pararnos a pensar y, sin embargo, esos retazos de filosofía casera que Sarah nos va dando poquito a poquito (el 3% de la historia, según dice ella) no nos dejarán indiferentes. Porque todos hemos tenido dudas, nos hemos preguntado cosas y hemos estado a punto de mandarlo todo a la mierda. ¿Cómo no iba a hacer ella lo mismo, con su verborrea, sus garabatos y sus párrafos rápidos, muy descriptivos y, en serio, prácticamente asfixiantes?


Si todo sucede por azar, ¿acaso no vivimos en un sinsentido?



Si os habéis sentido alguna vez solos, incomprendidos o fuera de lugar, a contracorriente, mudos en medio de una ventisca sin nadie que se molestase en echaros una mano... Es posible que empaticeis con Sarah. Si os gustan los sinsentidos, los misterios que se resuelven al final y los cacaos mentables, también. Sarah encontrará su camino, y es probable que os ayude a encontrar el vuestro. ¿Queréis respuestas? No sabéis si podéis encontrarlas aquí.


Lo mejor: la edición (super currada y chulísima, en serio), el desarrollo de la historia, las zarigüellas y los capitanes y las preguntas sin signos de interrogación.
Lo peor: a veces, la neurona borde. Es decir, Sarah se pasa un poco al principio, pero nada; al final acabas cogiéndole cariño hasta a sus sarcasmos más amargos.

29 sept. 2013

Amy & Roger's Epic Detour, Morgan Matson



FICHA TÉCNICA                    

         Título: Amy & Roger's Epic Detour
         Autor: Morgan Matson
         Editorial: Simon & Schuster Children's Publishing Division
         Idioma: Inglés
         Formato: Paperback
         Páginas: 343
         Precio: 7,32 € (Aquí) / 6,98€ (Aquí
         Edad: +12
         Fecha de publicación: 2010


Amy Curry is not looking forward to her summer. Her mom decides to move across the country and now it's Amy's responsability to get their car from California to Connecticut. Te only problem is, since her father died in a car accident, she isn't ready yo get behind the wheel. Enter Roger. And old family friend, he also has to make the cross-country trip--and has plenty of baggage of his own. The road home may be unfamiliar--especially with their friendship venturing into uncharted territory--but together, Amy and Roger will figure out how to map their way.

Amy Curry no espera con ansias su verano. Su madre ha decidido mudarse de una punta a otra del país, y ahora es responsabilidad de Amy llevar su coche de California a Connecticat. El único problema es que, desde que su padre murió en un accidente de coche, ella no está preparada para ponerse tras el volante. Hasta que llega Roger, un viejo amigo de la familia que también tiene que atravesar el país... con mucho equipaje por su parte. Es posible que el camino a casa sea algo extraño, sobre todo teniendo en cuenta que su amistad empiezan a aventurarse en terreno desconocido, pero juntos, Amy y Roger encontrarán la manera de trazar su camino.


Empecé este libro sin tener muy claro lo que me iba a encontrar. Lo único que sabía sobre la historia era que trataba sobre un viaje de punta a punta de Estados Unidos, pero nada más. Ni sabía que conocería a una chica rota por dentro, ni me esperaba que él, con gafas de sol de día y gafas de ver de noche, se convertía en una especie de profe guay de matemáticas. Pero he de decir que esta sorpresa me encantó.


You'll be missed, Miss California.
-Jack's Mannequin, Miss California.

Amy Curry lleva un mes viviendo sola en California, pero después de tanto tiempo encerrada en la seguridad de su soledad y saliendo solo para dejar que la agente inmobiliaria le enseñe su casa a desconocidos, ya es hora de reunirse con su madre en Connecticut. El problema es que no puede pagar el centro de rehabilitación de su hermano, el viaje en avión de una punta a otra del país y el traslado de su coche, así que Amy tiene que encargarse de llegar conduciendo hasta su nuevo hogar. ¿Cómo, si lleva meses sin ser capaz de coger el coche? Ahí es donde entra Roger en escena; como su padre vive en Philadelphia y eso también supone atravesar el país para ir a verle durante el verano, las madres de ambos deciden que es una buena idea que sus hijos hagan ese viaje juntos. El itinerario marcado es de cuatro días, con hoteles reservados y una ruta fija, y a ninguno parece hacerle especial ilusión. De todas formas, se sonríen y se montan en el coche; dos desconocidos avanzando, sin saberlo, hacia una gran aventura.

Y lo mejor es que avanzan juntos. Sin haber hablado desde hace años, poco a poco irán conociéndose... Sobre todo gracias a un desvío random que deciden de forma espontánea porque, bueno, es probable que solo vayan a cruzar Estados Unidos una vez, ¿verdad? Y ciertas oportunidades hay que aprovecharlas y sitios que todo el mundo debería ver. Los secretos, la confianza, la música de Roger y algún que otro adiós escoltarán a estos dos chicos en este viaje que supone para ellos un comienzo en más de un sentido.


He seemed to like the kind of music that the in-the-know people at school always seemed to be talking about, the kinds of bands with names that didn't even sound like real names at all.. Someone Still Loves you, Boris Yelsin? That was a band? A real band, with fans other than Roger?
Tenía pinta de gustarle el tipo de música de la que la gente entendida del colegio siempre estaba hablando, el tipo de grupos con nombres que ni siquiera sonaban como nombres de verdad. ¿"Someone Still Loves You, Boris Yelsin"? (Alguien aún te quiere, Boris Yelsin) ¿Eso era una banda? ¿Una banda de verdad, con fans que no fueran Roger?

De verdad, la relación de estos dos me ha parecido tan... maravillosa. No es una de que desde el primer momento ella está fijándose en él y lamentándose porque Roger solo piensa en su ex, y pensando en que mira qué guapo, mira qué tal... no. Ni él tampoco. Cada uno está inmerso en su propio cascarón y, poco a poco, van sacando la cabeza. Van hablando, y pasan de las charlas triviales a las cosas serias. En los pocos días que pasan juntos se encuentran en el otro, aprenden a confiar y descubren tantas cosas del mundo que les rodea que es asombroso. Una de las historias más bonitas que he leído en mucho tiempo, y con fragmentos tan preciosos que empapelaría mi habitación con ellos (de verdad).

"Tomorrow will be better."
"But what if it's not?" I asked.
"Then you say it again tomorrow. Because it might be. You never know, right? At some point, tomorrow will be better."
-Mañana será mejor.
+¿Y qué pasa si no lo es? -pregunté.
-Entonces lo dices de nuevo mañana. Porque tiene que serlo. No puedes saberlo, ¿verdad? En algún momento, mañana será mejor.

La gente que conocen, los lugares que visitan, las historias que van creando juntos y que algún día serán dignas de recordar. No quiero decir mucho de la historia, porque de verdad me gustaría que vosotros mismos (queridísimos lectores <3) descubrierais poco a poco la magia de este libro, a los personajes (tanto los que solo salen momentáneamente como los protagonistas), los lugares que Amy va apuntando en su diario de viaje. Quiero que exploréis con Edmund y Hillary, que os perdáis por al carretera más solitaria de Estados Unidos y que aprendáis que, aunque a veces es difícil despedirse, no siempre tiene por qué ser un adiós definitivo. A veces, puede quedarse en un "nos vemos".

"You don't say goodbay?" [...]
"Saying goodbay is basically an invitation not to see a person again. It's making it okay for to be 
the last conversation you have. So if you don't say it -if you leave the conversation open- it 
means you'll have to see them again."
"But sometimes you don't say goodbye and you never see the person again anyway. Sometimes that happens."
-¿No dices adiós? [...]
+Decir adiós es básicamente una invitación para no volver a ver a alguien. Es hacer que está bien que esa sea la última conversación que habéis tenido. Así que si no dices adiós, si dejas la conversación abierta, significa que tenéis que veros otra vez.
-Pero a veces no decimos adiós y nunca volvemos a ver a la persona de todas formas. Esas cosas pasan.


Música, largas carreteras y formas de decir adiós. Si hay una cosa que podemos sacar de esta historia es que, si mañana no es mejor que hoy, siempre podrá serlo al día siguiente. Siembre sale el sol, aunque pensemos que tarda, y por eso es necesario tener a mano unas gafas de sol.




*Hay veces que no pondré lo que me ha parecido mejor o peor en las reseñas porque hay libros que, simplemente, para mí no tienen algo mejor y algo peor. Este, por ejemplo, es la prueba. Me ha parecido precioso sin más. No le cambiaría nada*

8 sept. 2013

Bajo la misma estrella, John Green


FICHA TÉCNICA                    

         Título: Bajo la misma estrella
         Autor: John Green
         Editorial: Nube de tinta (DeBolsillo)
         Formato: Tapa blanda
         Páginas: 279 (300)
         Precio: 15,95€ (6,95€)
         Fecha de publicación: junio de 2012 (16 de mayo de 2013)*
*Todos los paréntesis pertenecen a los datos de la edición de bolsillo, como supongo que habréis entendido. Lo digo por si acaso.


Os presentamos a Hazel Grace. Dieciséis años y enferma de cáncer. Su madre piensa que está deprimida y por eso la ha obligado a asistir a un grupo de apoyo que se reúne en una iglesia episcopal. Todo resulta de lo más deprimente hasta que aparece Augustus Waters. Diecisiete años, una pierna ortopédica y un físico que quita el hipo. Al menos el de Hazel. Ambos son dolorosamente conscientes de su situación y ambos quieren comerse el mundo antes de decir adiós, y por eso emprenden una aventura tan loca como imposible: viajar a Amsterdam y plantarse en la puerta de Peter van Houten, el escritor favorito de Hazel, el único que tiene las respuestas a todas sus preguntas.


He tenido que esperar a hacer esta "reseña" porque necesitaba un poco de tiempo para tranquilizarme.
JOHN GREEN, DEJA DE HACERME LLORAR.
John Green, te odio.
Bueno, no, es mentira. Te quiero. Pero cómo te atreves a jugar así con mi corazón. Cómo puedes ser tan horrible. Cómo puedes... CÓMO PUEDES HACER ESTAS COSAS CON TUS LECTORES QUE TE QUIEREN Y TE ADORAN Y WKSRGLGFKLDASKLDKSAYYYYY.
Pero de verdad, I'm so done con este libro.

En mundo no es una fábrica de conceder deseos.
(No, no lo es)

La sinopsis que tenéis arriba lo dice todo: Hazel tiene dieciséis años y cáncer. Está harta, por cierto. Hablando con gente a la que no le ha gustado el libro (que por cierto: ¿CÓMO ES POSIBLE?), he oído cosas como que ella les parecía un poco... ña. Rebelde, quizás. ¿Teatrera? A lo mejor niñata. Yo no coincido nada con esa visión. No es lo que he visto en Hazel Grace; yo me he encontrado con lo que John nos ha mostrado, con lo que es tal cual, eso que te dicen desde que estás en la tienda con el libro mirando de qué va: una chica con dieciséis años, acompañada siempre de Philip, su carrito de oxígeno, y hasta las narices de que lleven tratándola desde los trece como la niña milagro, la ay pobrecita niña que tiene cáncer.



Un día, gracias a su amigo Isaac, conoce a Augustus Waters: él también ha tenido cáncer, ahora va por la vida con una pierna ortopédica y un cigarrillo apagado entre los labios. Es guapo, alto y simpático. Ah, también le gustan las metáforas y abusa magníficamente de la literalidad. Todo apunta a que aquí va a pasar algo que hará que alguien acabe con el corazón roto.
(¿Quién le rompe el corazón a quién, eh, Gus? ¿Quién? Te odio. Y no me interrumpas.)

Los cigarrillos no te matan si no los enciendes. Mira, es una metáfora: te colocas el arma asesina entre los dientes, pero no le concedes el poder de matarte.

Bienvenidos a una historia de amor de las poco habituales, aunque pueda parecer que sí lo es. Bienvenidos a un universo de sufrimiento, de maravilloso sufrimiento donde los días juntos están contados. Los para siempre tienen un límite establecido, aunque no por eso dejan de ser un para siempre real. ¿Por qué? Bueno, como muy bien sabemos, Hay infinitos más grandes que otros infinitos. Este libro es infinito. Este libro te dejará infinitamente devastado y te destrozará el corazón.

Y sin embargo, no se regodea en el sufrimiento. No es un libro de lloriqueos, no es un libro de lamentos. Este libro es un Carpe Diem, este libro se siente, este libro te duele, pero lo disfrutas. Porque sus protagonitas no se rinden, son fuertes, y tienen un sentido del humor especial. No pierden las fuerzas. Luchan hasta el final antes de coger el ascensor en vez de ir por las escaleras.

Es lo que pasa con el dolor. Hay que sentirlo.
~~~~~~
-Hola, Hazel, ¿qué tal?
-Bien. Desde que te quedaste ciego, estoy cada día más buena.
-Apuesto a que sí.

No creo que se pueda contar conmigo para ser objetiva en nada que tenga que ver con John Green, porque adoro demasiado la forma de escribir de ese hombre, el sentido del humor que tiene, el toque que le da a sus historias. He leído otros dos libros suyos (Looking for Alaska y An Abundance of Katherines) y no tienen nada que ver; quiero decir, uno tiene un tono más melancólico, el otro más divertido y despreocupado... Y aún así mantiene su estilo maravilloso en cualquier tipo de historia. Esos diálogos tan naturales, ese punto picante y a veces amargo, esa verdad tan grande tras sus palabras.

Ese no pasa nada, estamos juntos y es lo importante que brilla tanto debajo de esta estrella.

-No es tan inteligente.
            -Tiene razón. Lo que pasa es que casi todos los guapos son idiotas, así que supero las expectativas.
            -Exacto. Lo principal es que está bueno.
            -Estoy tan bueno que puedo resulta cegador.
            -De hecho dejó ciego a nuestro amigo Isaac.
            -Una terrible tragedia, pero ¿puedo evitar mi mortífera belleza?
            -No.
            -Cargo con esta cara bonita.
            -Por no hablar de tu cuerpo.
            -En serio, no me obliguéis a hablar de mi cuerpazo. Dave, mejor que no me veas desnudo. Verme desnudo quitó la respiración a Hazel.
(Chicos, sois lo mejor)


No sé yo si esto es una reseña como dios manda, sobre todo porque lo único en lo que pienso mientras la escribo (y he pensado todas las veces que me he puesto a hacerlo, porque me ha costado lo mío) es en lo mucho que me gustó, en lo doloroso que fue pero también en que fue maravilloso. No sé describir cómo pueden esas dos cosas mezclarse hasta lograr llenar el corazón de una persona, pero lo hacen. Y el resultado es deslumbrante.


You're the love of my life, you know that I will never leave your side.
-Fun., The Gambler.

A pesar de todo esto, me temo que no le recomiendo este libro a todo el mundo. Es... delicado. Para algunas personas puede no significar nada, y para otras puede ser demasiado duro (y cuando digo demasiado, es demasiado). Porque no tiene un final común, y eso puede romper más de un corazón. Aunque es una historia que a mí me ha parecido magnífica, lo es hasta tal punto que podría resultar devastadora. Así que, como advertencia y consejo, solo diré... cuidado. 





No puedo evitar dejaros aquí un pequeño fanart (no spoilers) que me ha encantado...
Fuente: Canal de elenawwr

... Y también una foto de los actores que interpretarán a Hazel y Augustus en la película de Bajo la misma estrella, que, por cierto, ya ha empezado a grabarse.

(Siento todo este fangirleo, es que... ay. AY)


No tengo nada más que decir...


Hale, ahora solo espero que os animéis a leerlo también. Si no lo habéis hecho, no sé a qué esperáis; si sí, ¿queréis llorar conmigo?

3 sept. 2013

Sean Griswold's head, Lindsey Leavitt


FICHA TÉCNICA                    

         Título: Sean Griswold's head (La cabeza de Sean Griswold)
         Autor: Lindsey Leavitt
         Editorial: Scholastic Children's Books
         Idioma: Inglés
         Formato: Paperback, tapa blanda
         Páginas: 274
         Precio: 6,70 € (Podéis comprarlo aquí)
         Edad: +11
         Fecha de publicación: 2011


I'd sat behind Sean Griswold since the beginning of FOREVER. Staring at the back of his oversized head was a standard part of everyday life. But it wasn't until I discovered the truth about muy dad's illness that I forced myself to actually LOOK at Sean Griswold's head. And once I did, well, let's just say that Sean, and his head, really started to grow on me...
Llevaba sentada detrás de Sean Griswold desde el comienzo de la ETERNIDAD. Mirar la parte de atrás de su desproporcionada cabeza era una parte en mi vida cotidiana. Pero no fue hasta que conocí la enfermedad de mi padre cuando me obligué a MIRAR realmente a la cabeza de Sean Griswold. Y, una vez lo hice, bueno, digamos que Sean y su cabeza comenzaron a crecer en mí...


Payton cree que lo tiene todo bajo control hasta que... ¡oh, espera! Resulta que su familia lleva meses ocultando que su padre tiene esclerosis múltiple. De repente, no sabe ni cómo sentirse. No quiere hablar con nadie, pero no puede evitar mirar por la ventana cuando ve que su padre está jugando al baloncesto y tiene problemas; no quiere dejar de estar enfadada, pero guarda una de sus camisetas debajo de la almohada para abrazarla por la noche. Poco a poco, Payton lo va dejando todo, y eso hace que su familia se preocupe hasta el punto de que la llevan a unas sesiones de orientación de su instituto para que hable con la psicóloga del centro sobre sus sentimientos. Solo que Payton no quiere hacer eso, Payton lo que quiere es quejarse, enfadarse y despotricar con su mejor amiga, Jac. Claro que no es tan fácil escaquearse, y al final se encuentra con un cuaderno naranja en las manos y, ¿qué más? Ah, sí: deberes. Tiene que encontrar un tema en el que centrarse y escribir sobre él para dejar atrás aquello que tanto le preocupa, la enfermedad de su padre.

Después de hacerse esquemas y estar bajarando varios temas (la vida personal de la señorita Marietta, su profesora de Biología, o quizás su mejor amiga Jac), los ángeles empiezan a cantar y se le ilumina divinamente el cerebro: delante de sus narices, donde ha estado toda la vida, tiene la enorme cabeza de Sean Griswold, ese chico con el que realmente no ha hablado nunca pero que lleva delante de ella años y años. No sabemos por qué, en ese momento Payton decide que escribir sobre una cabeza es lo mejor que podría hacer para resolver su focus journal.

No puedo evitar no poneros su primera entrada para que la leáis. No tiene precio:

Payton’s Focus Exercise
January 17
Topic: Sean Griswold’s Head Outline
___
I. Introduction
     A. Because of our alphabetical connection (Gritas/Griswold), I’ve stared at the back, the profile, and occasionally the front of Sean’s head since third grade.
     B. It’s a perfect thing to focus on, because
         1. The environment is constantly shifting.
         2. I see it a lot.
         3. The Focus Gods told me to. You don’t mess with the Focus Gods.
II. Body (er, rather, his Head)
     A. Hair
         1. Very blond, like a little kid’s. Light bounces right off of it. White, almost.
         2. Soft. Like fuzz on a duckling. Not that I’ve touched it! But I might need to, once I get further into my research.
     B. Size
         1. HUGE.
         2. Is that mean? It’s bigger than most heads, slightly off proportion from the rest of his body. He’s gotta have a strong neck.
         3. Big enough that I have to crane my neck to see around his dome.
     C. Things it could fit into
         1. Toilet—yes.
         2. Batting helmet—heck no.


Ahí es donde comienza toda la historia: Payton y su amiga Jac empiezan a investigan/stalkear a Sean... Y es gracioso porque, aunque es todo por su cabeza (comillas, comillas), llega un punto en el que deja de ser así. El ejercicio de investigación de Payton se va quedando atrás cuanto se acercan más y más a Sean. Quiero decir, cada vez es más Sean y menos su cabeza. Y, por qué negarlo, eso desconcierta a Payton. 
I’ve been reading all my mom’s self-help books. I should write one someday. And if I do, I’m going to write a whole chapter on this self-sabotage stunt you’re pulling.
He estado leyendo todos los libros de autoayuda de mi madre. Debería escribir uno algún día. Y si lo hago, voy a escribir todo un capítulo sobre este autosabotage que te estás haciendo.

Los personajes de esta historia me han gustado mucho: sobre todo, Jac y Sean. Jac es una mejor amiga genial, se preocupa por Payton, está siempre ahí para darle el empujoncito que su cuadriculada y responsable persona necesita y, por favor, tiene un collar que brilla en la oscuridad; su personalidad me ha encantado, tan abierta, tan sencilla pero a la vez tan genial. Luego también tenemos a Sean: dulce, amoroso, son esa sonrisa... El chico ideal, vamos. A lo mejor iría demasiado rápido en la bici para mí, pero vaya, muy maravilloso todo. A lo mejor demasiado "perfecto" (no es que lo sea tampoco, pero creo que me entendéis). Por lo demás, el padre de Payton, su hermano e incluso la psicóloga del centro me han gustado; si eso, la única que falla un poco es la protagonista, tirando al final, cuando se pone un poco tonta con el tema de Sean y el de su padre hasta que luego se espabila y como que se le pasa... Pero nada horrible, tranquilos.

Me ha gustado mucho la forma en la que estaba contada la historia, siempre con un tono divertido y muy fácil de leer (punto a favor si estás empezando a probar con los libros en inglés: Sean Griswold's Head está escrito en presente, por lo que nos ahorramos tener que desempolvar la chuleta de los verbos irregulares). Aunque es un poco tópico porque básicamente nos cuenta la historia de cacaos mentales, peleas, reconciliaciones, malentendidos y, oh, ese toque me-fascinas-y-al-final-me-acabas-gustando-pero-me-da-cosa-decirlo-no-vaya-a-ser que tienen casi todas las historias de amoríos adolescentes, aunque también podemos encontrar perdón, amor del otro, del de la familia, y el valor de la verdadera amistad, de la que no se rompe aunque haya broncas de por medio. Detalles que tiene un algo más que puede hacer que esta historia se te quede grabada en la cabeza (ja-ja, Clara, a la hoguera), aunque sea un poco más que otras. 

Aunque llega un poco tarde, aquí os traigo una novela de verano. No solo es perfecta para mejorar con el idioma, sino que es entretenida y te hará sonreír, reír e incluso soltar algún que otro suspiro (Sean <3 <3 <3).

Lo mejor: es divertida y muy entretenida.
Lo peor: en realidad, es bastante predecible, una historia más. Nada especialmente original (aparte del comienzo, lo de la cabeza yo todo eso), sobre todo a la mitad, justo cuando Payton empieza a ponerse un poco tonta con todo el asunto de Sean... Pero no está mal.