26 may. 2013

Las eternas, Victoria Álvarez



FICHA TÉCNICA                    
         Título: Las eternas
         Autora: Victoria Álvarez
         Editorial: Versátil
         Formato: Papel, tapa blanda con solapas
         Páginas: 347
         Precio: 17,90 €
         Fecha de publicación: 30 de octubre de 2012


Venecia 1908. Gian Carlo Montalbano y su hija Silvana instalan su juguetería, La Grotta della Fenice, frente a la antigua y emblemática juguetería de los Corsini. Los juguetes de los Montalbano son la última generación de autómatas que se pueden encontrar en el mercado y sus muñecas son tan perfectas que parecen de carne y hueso. Mario Corsini, decidido a averiguar los secretos del arte de los Montalbano, se adentra en la juguetería y entabla amistad con la fría e inteligente Silvana. Sin embargo, lo que Mario descubrirá en La Grotta della Fenice desafiará los límites de su imaginación y hará estremecer los cimientos de la sociedad veneciana, sumiéndola en una espiral de horror y muerte.

Encontré este vídeo en un Tumblr dedicado a la novela

Por fin me leo este libro. POR FIN. Sí, es verdad que lo tengo en la estantería desde Navidad, pero la cantidad infinita de lecturas pendientes desde antes y las del instituto no me dejaron cogerlo. Hasta que dije ''¡No más!'' y, bueno... aquí estamos. Acabo de cerrar este libro y tengo que hablaros de él. 

No creía que pudiera decir que este libro supera a Hojas de dedalera... Pero eso era porque aún no lo había acabado. Porque, oh, ese final. Ese final en ese sitio tan oscuro con esas eternas y el malo y ahhh. No puedo decir nada. Pero hablaría hasta el infinito solo de ese final. Que maravilloso, qué awww. Gian Carlo. El epílogo. Uff, me ha gustado que acabe así. En mi opinión, ha quedado perfecto.

¿Por qué empiezo a contaros las cosas por el final? Bueno, puede que así evite mencionarlo luego (lo que podría significar algún spoiler que siempre tengo miedo de escribir). Además, así me centro.

Esta historia me ha gustado mucho. Una mezcla de misterio, secretos, escalofríos, muerte, amor... Aunque sí que es verdad que este último punto puede que sea el que me ha gustado algo menos (que no significa que no me haya gustado, eh). Es verdad que es una historia de amor muy bonita, SOBRE TODO AL FINAL (ay, estoy enamorada de ese final), pero creo que otras partes de la novela me han gustado e impresionado tanto que no puedo remarcarlo como lo que más me ha gustado.



"El tiempo, cuando la vida ha dejado de tener sentido, parece pasar más despacio de lo normal, porque se resiste a darnos la posibilidad de recomponernos."





Una de las cosas que también me ha encantando  ha sido la ambientación. Como le dije a Victoria un día, su forma de describir el ambiente en el que se mueven sus personajes es mágica y perfecta. Mágica porque te envuelve de una manera que te hace sentir que estás ahí; perfecta porque consigue describir los escenarios de una forma que no te deja imaginártelos de otra manera. Es un lugar en el que no había estado antes, gótico y con sus rincones oscuros. La Venecia de 1900, para mí, ya no podría ser diferente. Es lo mismo que me pasó con el Londres de "Hojas de dedalera".

Creo que la prosa de Victoria es preciosa. Consigue describirlo todo de una forma bonita y maravillosa. Las imágenes se van creando en tu cabeza según las lees: las calles, el ambiente, los personajes... Ay, esos personajes. Aunque unos más que otros, creo que en general me han gustado todos (incluso lo que tendría que odiar).
Mis favoritos, sin duda, son Silvana y Gian Carlo Montalbano. Una por su carácter fuerte y por lo especial y valiente y genial que es, y el otro por su historia y sus motivos. He de decir que le comprendo, y me fascina. Le admiro, aunque quizá debería odiarle. No sé, es extraño, pero creo que es el efecto que tiene haberme encontrado con uno de los mejores malos que he leído hasta ahora. Me gusta tanto que ni me cae mal.
De todas, no solo los Montalbano me han robado el corazón. Emilia. Andrea... No, mejor: Andrea y Simonetta. Y Scandellari... Me ha gustado que los secundarios tuvieran algo más de importancia que en su otra novela, que también tuvieran una historia y que encajara tan bien en lo que es la novela al completo.

"Somos humanos. Nacemos para sufrir, aunque a veces se nos olvide. Y me atrevo a decir que algunas personas lo considerarían una manera de sentirse vivas".

La temática y el argumento son otra de las grandes razones por las que os recomiendo leer "Las eternas". Un libro con un estilo steampunk basado en Venecia en el año 1910 no es algo que se lea habitualmente, y eso claramente es un punto a favor. La originalidad de la historia se une a todo lo dicho anteriormente sobre la ambientación y los personajes y ¡BUM! Ya tenemos lista una novela que tiene papeletas para gustarle tanto a más jóvenes como a mayores.

Es cierto que ha habido algunas cosas en las que a lo mejor no me he sentido tan cómoda... La aparición de Gina, todo lo que se lía a partir de ahí y lo que se ralentiza esa historia en ese punto, o algunas cosas que hace Mario, el protagonista, que no me parecen bien (que pase de todo y todos por aquella a quien ama es precioso y super romántico, pero... a veces se pasaba y no se daba cuenta de que había más gente a su alrededor, y me daban lástima los otros), pero en realidad son cosas poco importantes. Quiero decir, ambas cosas son necesarias para el desarrollo de la novela y para ese (oh, Dios, cómo me ha gustado. Perdonadme) final. Y vale la pena pasar por ellas, porque esta historia es genial.


Lo mejor: La prosa de Victoria, Silvana, Gian Carlo Montalbano y el final. *
Lo peor: En mi opinión, la parte cuando aparece Gina, que se hace algo más lenta.
*Recordad que son las mejores cosas en mi opinión, no tenéis por qué pensar lo mismo. Lo digo por Gian Carlo.

Si os gusta la novela de época, oscura y, ¿por qué no?, algo mecánica... No podéis dejar escapar a Las Eternas. ¿Os animáis?

Clary


Extras:

PD: No tengáis en cuenta mi exceso de fangirleo en esta novela, por favor. No soy siempre así D:

14 may. 2013

Los días que nos separan, Laia Soler




FICHA TÉCNICA                    
         Título: Los días que nos separan
         Autora: Laia Soler
         Editorial: Plataforma Neo
         Formato: Papel, tapa blanda con solapas
         Páginas: 412
         Precio: 17 €
         Fecha de publicación: 7 de marzo de 2013


Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En su mundo onírico, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella… Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor. 
Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños.



OMG. OMG. No pensé que este libro me fuera a gustar tanto. Lo sé, todo el mundo decía que estaba genial, y el nivel de fangirleo al respecto era alto, pero... Había algo que no sé, a pesar de que tenía muchas ganas de leerlo (es el ganador del Neo, lo ha escrito Selene, tiene unas reseñas geniales... eso llamaba mi atención, ¡vamos que la llamaba!). De todas formas lo cogí cuando acabé las lecturas obligatorias de clase, y a los tres capítulos ya me tenía enganchada. Bueno, vale, no, mentira. Creo que fue desde ese primer encuentro en los sueños de Abril:

          -Si una niña de tres años puede hacerte daño, tienes un problema de debilidad, amigo.
          -Impertinente.
          -Encantada. Yo me llamo Marina.

Pero antes de eso, volvamos al presente. Solo un momento, al menos.
Abril es una universitaria normal. Una universitaria normal que un día va a coger "Peter y Wendy" de la biblioteca y se cruza con un chico que quiere ese libro también. Él, caballerosamente, se lo cede... y ella le mira minuciosamente antes de agachar la cabeza, avergonzada, y salir corriendo de la biblioteca.

Esa noche, el chico misterioso protagoniza sus sueños. Ahí es donde se encuentran por primera vez: la hermana pequeña de una chica obrera llamada Marina choca contra un señorito bien vestido en la puerta de un edificio de Barcelona. Año: 1914. Opinión que tienen el uno del otro: parece que no muy buena.

Así empieza todo. Marina entra a trabajar en la casa de los Altarriba y tiene que ver a ese chico creído y arrogante más de lo que le gustaría. Cada vez que se cruzan, parece que saltan las chispas. Pero las cosas más grandes empiezan con una gran explosión, ¿no? Aunque al principio parece que todas las conversaciones de Víctor y Marina son así (explosivas, peligrosas, al borde del despido de ella), también es verdad que hasta los dos seres más tozudos del planeta pueden tener sentimientos y empezar a ver más allá. Porque, a lo mejor, lo único que necesitaban era a alguien que les entendiera.

Voy a dejar de centrarme en eso, siempre me da miedo decir algo que no debía.

Esta historia me ha dado unos feelings que no sabría explicar. En serio. Estaba leyendo una parte y no paraba de soltar suspiros y "ay"s y "ayayayayay"s. Y no, eso no es normal en mí, por cierto. A lo mejor parece que sí, pero digamos que no es tan normal... Y no este libro, en serio, ¡cada dos páginas!

La relación que se forja entre ellos es intensa... y prohibida. No solo la diferencia de clases les separa (¿En qué universo iban a poder estar juntos el señorito Altarriba y la niñera Marina?), sino que hay muchos otros obstáculos entre ellos... Pero sobreviven, aguantan, salen adelante. Hasta que, quizá, ya no se puede más.

           -Te echo de menos. No he podido quitarme de la cabeza nuestra conversación del otro día. He llegado a una conclusión.
           -¿Cuál?
           -Que mentiste.
           -¿Mentí?
           -Y que, cuando no sabes qué decir, te limitas a repetir lo que te han dicho.

Leer este libro es morir de amor. Sin más. Está escrito de una forma preciosa, y no te deja parar de leer. ¿Quién se leyó este libro del tirón en época de exámenes, eh? Yo, pero sé que más gente, porque es inevitable. Aunque al principio a lo mejor no me atrapó del todo, llegó un momento en el que terminaba un capítulo de Abril y quería leer el siguiente que protagonizara ella, pero entonces venía uno de Marina, me moría de amor, quería leer otro suyo y... ¡zas! ¡Otro de los de Abril, con sus amigos y las notas de Leo! Leer esto ha sido como un efecto dominó. No podía parar, incluso tuve que llevarme el libro a clase para leer en los descansos. La escritura de Laia te atrapa, su historia te atrapa, ¡todo te atrapa! Cuidado, es una trampa... pero no te la pierdas, porque te va a encantar caer.

Creo que me dejo muchas cosas por decir, pero creo que es mejor que seáis vosotros quienes las descubráis. Quiero que seáis vosotros quienes acabéis el libro, con lágrimas en los ojos o en las mejillas, y penséis "Este libro no podía titularse de otra manera".

Lo mejor: La historia de Víctor y Marina.
Lo peor: Quizás, que la parte de Abril y Leo no se haya desarrollado tanto (porque me hubiera gustado saber más de ellos).

Y tú, ¿ya sabes cuales son Los días que nos separan? ¡No puedes perderte esta historia!


Extras:
Sigue a la autora en Twitter: @SeleneLilac
Sigue a Víctor Altarriba en Twitter: @VictorAltarriba
Página en Facebook de la novela: aquí
Página en Facebook de Plataforma Neo: aquí
Booktrailer: http://www.youtube.com/watch?v=Su0xPw4PNMY

9 may. 2013

Desde mi cielo, Alice Sebold

DESDE MI CIELO, ALICE SEBOLD

FICHA TÉCNICA                    
        Título: Desde mi cielo
         Autora: Alice Sebold
         Editorial: DeBolsillo
         Formato: Papel, tapa blanda
         Páginas: 336
         Precio: 7,95 €

Cuando conocemos a Susie Salmon, sabemos que ya está en el cielo, en su nuevo hogar. Desde allí nos va a relatar, con la inconfundible voz de una adolescente de catorce años, una historia tan inquietante como alentadora: la de su propio asesinato a manos de un vecino y el proceso de recuperación por el que van a tener que pasar sus seres queridos.
Tras su muerte, Susie contempla cómo la vida continúa sin ella; sus compañeros de colegio rumorean sobre su desaparición, su familia mantiene la ilusión de encontrarla con vida y el asesino se esfuerza en borrar las huellas del crimen. 
Los acontecimientos se suceden al tiempo que Susie se va adaptando a ese lugar llamado cielo, un refugio mágico donde encuentra consejeros que le ayudan a entender la muerte y amigos con los que convivir, un nuevo hogar donde halla todo lo que desea excepto lo más importante: reencontrarse con las personas a las que ama y viven en la Tierra. 


Aviso: no leas este libro a menos de que pienses que estás preparado. No leas este libro si estás sensible, no leas este libro si no quieres llorar. 
Yo te he avisado.
Ahora, escucha por qué deberías leer este libro:

Dentro de la bola de nieve del escritorio de mi padre había un pingüino con una bufanda a rayas rojas y blancas. Cuando yo era pequeña, mi padre me sentaba en sus rodillas y cogía la bola de nieve. La ponía al revés, dejaba que la nieve se amontonara en la parte superior y le daba rápidamente la vuelta. Los dos contemplábamos cómo caía la nieve poco a poco alrededor del pingüino. El pingüino estaba solo allí dentro, pensaba yo, y eso me preocupaba. Cuando se lo comenté a mi padre, dijo: «No te preocupes, Susie; tiene una vida agradable. Está atrapado en un mundo perfecto»

La historia de Susie Salmon es triste e intensa. Cuando ella nos la cuenta, ya está en el cielo, y lo ve todo desde allí: la tristeza que ha traído su desaparición, la desesperación de su familia, el vacío. Nadie sabe que ha pasado, solo ella y su asesino, y eso forma una ola terrible que arrastra primero a su familia y luego al resto. La muerte de Susie cambia las cosas, hace que la vida de todos a su alrededor dé un giro de ciento ochenta grados... Y todo eso Susie nos lo cuenta desde fuera pero desde dentro, sabiendo qué siente todo el mundo, sufriendo porque no puede hacer nada y abstrayéndose en su Cielo particular, donde conoce a Holly y con quien empieza a ver el mundo ahí abajo.

Me llamo Salmon, como el pez; de nombre, Susie. Tenía catorce años cuando me asesinaron, el 6 de diciembre de 1973. Si veis las fotos de niñas desaparecidas de los periódicos de los años setenta, la mayoría era como yo: niñas blancas de pelo castaño desvaído. Eso era antes de que en los envases de cartón de la leche o en el correo diario empezaran a aparecer niños de todas las razas y sexos. Era cuando la gente aún creía que no pasaban esas cosas.

El sufrimiento es palpable a lo largo de toda la novela, a pesar de lo tranquila que está ella. Bueno, relativamente tranquila, porque están pasando cosas que ella odia y no puede evitar: el comportamiento cada vez más distante y abstraído de su madre, la obsesión y desesperación de su padre, los sentimientos de su hermana Lindsey al sentir que todo el mundo la ve como la hermana de Susie, la chica desaparecida... Pero la vida pasa aun cuando ella no está, y es algo que tiene que aprender a aceptar. Sobre todo, porque no puede hacer nada para cambiarlo.

Desde su cielo, Susie observa cómo su asesino trocea su cuerpo, se limpia la sangre y la tierra y se deshace del cuerpo. Observa cómo él sigue su vida, sigue observando a las niñas que pasan por delante de la casa verde donde vive y ve los dibujos que hace mientras planea su próximo movimiento; el de Susie no es el primer asesinato, y su vecino y asesino sabe que no será el último, porque sus sentimientos no le permiten contenerse. Intenta mandarle mensajes a su padre, intenta advertirle como puede de que ese a quien está ayudando a construir una tienda acabó con su vida, y al final él lo entiende y es cuando empiezan las llamadas a la policía y la insistencia hacia Len, el inspector que lleva al caso, aunque este no se da cuenta de que Jack Salmon tiene razón hasta que es demasiado tarde.

Awww, Jack Salmon. El padre de Susie es lo mejor. A pesar de que está prácticamente roto, se mantiene arriba. Aguanta, sonríe, sigue en pie por sus otros dos hijos. Jack se hace querer tanto que acabas preocupándote por él tanto como Lindsey, su otra hija. No se rinde nunca, porque no puede dejarlo correr, como quiere hacer su mujer.
La relación que une a Susie y a su padre es totalmente preciosa, de las cosas que más me han gustado (la relación que les unía antes, y también la de después de la muerte de ella). Los recuerdos que ambos guardan en el fondo de su corazón, a los que siempre recurren cuando se echan demasiado de menos, son enternecedores, aunque suelen ser causa de lágrimas. Es un personaje al que adoro totalmente, me ha gustado desde su espíritu luchador hasta sus barcos en botellas. Y hay un momento concreto en el libro que... Puf.

Desde mi cielo es un libro perfectamente escrito con un estilo precioso que tocará el corazoncito de todo el mundo, incluso de los más duros. La historia es durísima, sí, pero tiene unos personajes tan especiales y está tan bien construido todo que... Yo que sé, aún así es perfecta. De verdad. Es todo muchos feelings, mucho sufrimiento y lágrimas, sí, de eso también hay.

No quiero decir mucho más, porque realmente creo que este es uno de esos libros que debería leer todo el mundo. Vale, a lo mejor parece que digo eso de todos, pero este es especialmente... preciosísimo. Y horrible, en el sentido de que es muy duro, y se pasa mal, y se llora. Pero es increíble.

Lo último que me gustaría añadir es que Desde mi cielo tiene película: The lovely bones, la que seguro que conocéis (o, por lo menos, seguro que os suena más que el libro). Protagonizada por Saoirse Ronan y con Stanley Tucci, Susan Sarandon, y Rachel Weisz en el reparto (entre otros, claro), creo que no podían haber elegido mejor. La caracterización, así como la fotografía y todo en general, es perfecta. Es cierto que, como  pasa siempre, hay muchas (MUCHAS) cosas que faltan, pero lo que hay es genial, y, si la ves después de haberte leído el libro, aprecias muchos matices... o al menos es lo que me pasó a mí.

La verdad es que es la segunda reseña que hago de un libro que tiene peli y que no me ha ofendido la película, y no está nada mal (como os dije con la reseña de Bridget, esto no me pasa siempre, desgraciadamente xD).


Desde mi cielo es un libro duro, mucho, pero también precioso. La forma en que está escrito te embaucará, pero también te romperá el corazón; justo como lo haría una sirena. 


Lo mejor: La narración, la voz de Susie.
Lo peor: Lo dura que es la historia, aunque tampoco sé si está mal decir que es lo peor.



¿Habéis visto la peli o leído el libro? ¡Contádmelo en los comentarios!
Clary

2 may. 2013

Requiem, Lauren Oliver




FICHA TÉCNICA                    
         Título: Requiem (Delirium 3)
         Autora: Lauren Oliver
         Editorial: SM
         Formato: Papel, tapa blanda con solapas
         Páginas: 400
         Precio: 15,95 €
         Fecha de publicación: 16 mayo de 2013


*No os pongo la sinopsis porque, de verdad, si no habéis leído los dos primeros es MUY spoiler*

Hacía mucho que no os traía una reseña, pero no me digáis que hay mejor forma para volver que participando en un reto. ¡Porque sí! Estoy participando en uno de los retos de Requiem, la tercera parte de la trilogía Delirium publicada en España por SM. Leí las dos primeras partes de esta saga el verano pasado, las dos seguidas casi sin respirar entre libro y libro, y he de decir que  es una de las sagas distópicas que más me han gustado de las que he leído.

¿Cómo imaginas un mundo sin amor?

Antes de comenzar, pongo un poco en contexto: la trilogía Delirium nos narra la historia de un mundo sin amor, un mundo donde el amor está considerado una enfermedad y se sigue al pie de la letra el Manual de FSS. Cuando cumples dieciocho años te sometes a la operación, y desde entonces estás curada y a salvo: te asignarán una pareja compatible y viviréis felices y sin sentimientos peligrosos; mientras tanto, los chicos y las chicas se mantendrán separados, y habrá que seguir ciertas normas.
Lena vive con sus tíos; su madre estaba infectada y, tras varias operaciones fallidas, se acabó suicidando. Ahora comparte cuarto con Grace, sale a correr con Hana y cuenta los días que quedan hasta su operación. Todo parece estar bien... Hasta que aparece Alex.
Y en el momento en el que él entra en su vida, todo se revoluciona.

Es muy difícil reseñar este libro sin spoilers... oh sí, no os imagináis cuánto. Lauren es experta en dejarte sin aliento, en los finales en punta y en crearme sentimientos encontrados. ¿Cómo puedes querer matar y besar a una persona a la vez? Adoro a la autora, de verdad, pero si algún día consigo su dirección, iré con una muchedumbre furiosa y un montón de antorchas a su casa. Es mala, muy mala, y te hará sufrir igual que disfrutar.

Con este libro no nos decepciona, claro que no. Fiel a su estilo de tensión, nos encontramos ante el desenlace de esa historia que empezó en Delirium con una chica asustadiza y enamorada y que ahora acaba con una auténtica inválida, una rebelde, una luchadora. No solo Lena ha cambiado, lo han hecho todos. Quienes eran están muertos, ahora nuevas personalidades han ocupado sus cuerpos. Se han vuelto más fuertes, más fríos... Y más seguros de sí mismos.

"¿Quién sabe? Quizá tengan razón. Quizá nuestras emociones nos vuelvan locos. Puede que 
el amor sea una enfermedad y que se esté mejor sin ella.
Pero nosotros hemos elegido un camino distinto. Y al final eso es lo 
importante de haber escapado de la operación: somos libres para elegir.
Incluso somos libres para elegir la opción equivocada".

Me ha gustado mucho la forma de contar el final esta historia. En Delirium los capítulos seguían un orden cronológico, y en Pandemonium, se alternaban capítulos del pasado y el presente de la nueva vida de Lena; ahora, la opción que ha escogido Lauren consiste en intercalar capítulos de Lena y de Hana, la que fue su mejor amiga y ahora está curada y a salvo. Hana, la que se quedó atrás a pesar de todo lo que había colaborado para que el primer libro pasara. Hana, quien ya no puede sentir amor pero, sin entenderlo, está empezando a soñar y a pensar cosas. Cosas que no debería. Cosas que supuestamente no debería pensar. Me ha gustado mucho que no se haya olvidado de ella y que le haya hecho resurgir, conseguir su propio protagonismo. Su parte de la historia.

"¿Cómo puede tener alguien el poder de reducirte a polvo y también el de hacerte sentir tanta pena?"

De verdad, esos capítulos en especial me han encantado. No sabría explicar la sensación que me entraba cuando acaban y aparecía uno de Lena. Sí, según avanzaba el libro me pasaba lo mismo con los de ella también, pero los de Hana... La forma de pensar, su forma infalible de mentir aunque por dentro estuviera muerta de miedo, la vida que le había sido asignada y la verdad tras las apariencias... Alucinante. Alucinante en general por cómo cuenta la acción, alucinante por cómo no te deja parar y, cuando lo haces, te deja pensando en lo último que has leído.

Porque, por si no fuera poco, no solo la historia es adictiva, sino que la escritura de Lauren también. Es fácil de leer, con sus momentos de reflexión e incluso, a veces, algo de poesía, pero no pierde ni un poco de fuerza o crudeza cuando es necesario. Últimamente se leen muchas cosas bruscas, secas, libros que te cuentan cosas pero que no te llegan a remover por dentro; en este caso, subrayaría este libro hasta el infinito.

"Ya sabes que no se puede ser feliz a menos que uno sea infeliz a veces, ¿verdad?"

No diré nada del final porque entonces probablemente me moriría. Intento no pensar mucho en ello, la verdad; no quiero tener que matar a nadie. Solo diré OMG y por qué, Lauren, lo dejas así. Es verdad que podía haber hecho un poquitito más, me ha fastidiado un poco que lo dejara tan abierto... Hay alguna pregunta que se me queda sin resolver (¿Y Hana? D:)... Pero he dicho que no iba a decir nada, y mis labios están sellados.

Requiem es trepidante, emocionante y consigue que no puedas dejar de leer en horas. Es acción, en una palabra. Revolución, lucha. Estoy segura de que, aunque no tuviera que leerlo por el reto de Libros con alma, me habría durado más o menos lo mismo: dos días. Porque en serio, esta última parte de la trilogía parte está repleta de momentos, frases y detalles por subrayar.



Lo mejor: la acción, los capítulos de Hana y la forma de escribir de Lauren.
Lo peor: el final tan abierto y la forma que tiene Lauren de jugar con mis sentimientos.



¿Has leído la saga Delirium? ¿Qué te pareció? ¿Tienes ganas de tener ya en tus manos Requiem?



Clary