2 jun. 2015

The Lunar Chronicles.

Esto no es una reseña. No sé que es, pero una reseña desde luego que no.

Hoy vengo a hablar de la saga The Lunar Chronicles (Las crónicas lunares en español), escrita por Marissa Meyer. Os explico de qué va: los libros que conforman esta saga son básicamente un retelling de los cuentos clásicos de toda la vida, es decir: historias basadas en los cuentos que ya conocemos, en este caso La cenicienta, Caperucita roja, Rapunzel y Blancanieves, que la escritora ha cogido y ha adaptado a su mundo y a su manera. Creo que no he leído muchos de estos (tampoco puedo decir, no estoy muy segura tbh) pero la verdad es que molan un montón, porque ves los elementos comunes con las historias originales y en cierto modo sabes cómo va a acabar todo (o al menos te lo imaginas), pero lo bonito es ver qué hace y cómo se las apaña la autora para llevar las cosas.

Even in the future the story begins with 'once upon a time'.

 
Ficha de Cinder en Goodreads.
Ficha de Scarlet en Goodreads.
Ficha de Cress en Goodreads.

The Lunar Chronicles es una saga ambientada entre Tierra (después de la cuarta guerra mundial, si mal no recuerdo) y Luna, que hace nosécuántos años fueron unos cuantos humanos para allá y al adaptarse o noséqué cosas acabaron desarrollando unas habilidades especiales muy chulas a las que volveré luego. El mundo donde está ambientado es totalmente futurista donde hay humanos, lunares (con poderes), androides, cyborgs, teleredes, vehículos voladores varios y muchas cosas muy guays de las que siempre se ven en las películas del futuro. Los continentes están organizados de forma diferente, más agrupadito todo y con una alianza entre ellos, y más o menos todos están a ver qué pasa con Luna y su reina, Levana, que es más mala que un dolor de muelas y se pasa la vida pensando en nuevas formas de putearles a todos. Siento la palabra, pero es que esto es así. Levana es una furcia insoportable y pobrecitos todos los gobernantes de los demás países (sobre todo el pobre Kai-- Kai, que rima con kawaii y es bae). El caso, que se me va: la saga de Las crónicas lunares narra una historia de las movidas entre Tierra y Luna donde Cinder, nuestra principal protagonista, se mete de lleno sin querer y donde jugará un papel un poquillo más importante del que se creía.

Ahora, me organizo.

El primer libro es el de Cinder (inspirada en Cenicienta), una cyborg que trabaja como mecánica para ganar un sueldo que llevarle a su madrastra. Años atrás, su padrastro la adoptó en Europa y se la llevó para allá, pero murió por una enfermedad que arrasa todo el planeta, la peste, y Cinder se quedó sola con su mujer y sus otras dos hijas (aunque en realidad con una de ellas se lleva bien). Desde entonces, como ya supondréis, nadie le hace mucho caso ni le da mucho amor que digamos: trabaja en el mercado junto con su mejor amiga la androide Iko, y al final poco a poco se convirtió la mecánica más famosa de toda la ciudad. Fue por eso que el príncipe Kaito de la Eastern Commonwealth (Comunidad Oriental if I'm not mistaken) va "de incógnito" (con una sudadera y la capucha puesta OH WOW) a verla para pedirle ayuda con un androide que ha dejado de funcionar. Y así va, y va, y va, y es como muy majete, y ella se esfuerza mucho por ocultar sus partes de cyborg para que él no se cosque, y la invita al castillo, y el shippeo aparece y... y eso. Que pasan cosas y algunas son guays y otras graves y al final acaba el libro como WAAAT.

Este es Kai. Kai es bae.
Do not touch.
Aunque para ser sinceros es un poquillo predecible, la verdad es que el libro de Cinder no me decepcionó en ningún momento y con decir que me lo ventilé en un día creo que lo digo todo. 

Por no hablar del hype. EL HYPE.

Es que... Aww.

Do your kind even know what love is? Can you feel anything at all, or is it just... programmed?




El segundo libro es el de Scarlet (Caperucita roja), una chica que vivía en una granja francesa con su abuela hasta que alguien la raptó (a la abuela, no a Scarlet). A pesar de lo insistente que se pone, nadie se molesta en ayudar a aquella mujer con la que nadie simpatiza mucho y que estuvo hace unos veinte años en el ejército como piloto. Cuando Scarlet ya está al borde de la desesperación, aparece de pronto un muchacho en su pueblo que se hace llamar Wolf (Lobo) y que se pasa la vida en peleas callejeras. Una serie de eventos la llevan a sospechar que ese tío podría tener algo que ver con la desaparición de su abuela y, cuando le interroga poniéndose un poco chula (Scarlet es muy badass y eso mola un montón), resulta que efectivamente él podría saber algo y no solo eso, sino que la va a ayudar. Así que todo perfecto. Juntos cogen el tren hasta París, donde él le dice que están todas las respuestas, y... digamos que la cosa se complica.


Respecto a ellos hasta aquí puedo leer, que los spoilers son muy fáciles y lo que mola es ir leyendo.

I think I realized that I would rather die because I betrayed them, than live because I betrayed you. 
Que me mUERO.

Por otra parte, una de las cosas más geniales de este libro es que no solo comienza con la historia de Scarlet y el lobo, sino que además continua con la de Cinder justo donde la autora la deja en el primer libro. Para empezar, se introduce a un nuevo personaje que irá cogiendo más y más importancia en la trama, Throne, un "capitán" americano que por circunstancias de la vida se acopla a Cinder en sus peripecias y que a ella la lleva por la calle de la amargura porque paciencia lo que se dice paciencia la chica no tiene demasiada. Ellos dos, junto con Iko, continuarán sus aventuras mientras además siguen pasando cosas con Levana y Kai.

Si digo algo más es spoiler, así que añado que al final del libro ambas tramas acaban cruzándose y paro.


Por último, el tercer y último libro (de momento) es el de Cress aka Rapunzel, una muchacha lunar que había estado toda su vida encerrada en un satélite que daba vueltas alrededor de Luna y que básicamente es una hacker de la vida. Trabaja al servicio de la zorra de Levana, aunque simplemente porque no le queda otra, pero a la mínima oportunidad que tiene consigue comunicarse con los protagonistas y mandar un SOS. Cress se ha pasado unos siete años allí encerrada, sobreviviendo con la comida y agua que su maestra le lleva y enganchada a Netflix la cultura de Tierra a través de su conexión a internet. Porque sí, amigos, entre stalkeo y stalkeo hay tiempo para ver películas "antiguas" y a desarrollar una imaginación portentosa (como la de Cress).

Cress, por cierto, es una adolescente. La adolescente más adolescente de todos los que protagonizan esta saga, me atrevería a decir. Así, como buena muchacha hormonada y sin nada mejor que hacer que pulular por internet, acaba desarrollando un pedazo de cuelgue por un famoso del tamaño de un castillo. Y el receptor de ese crush es, efectivamente, el querido y encantador Thorne. Sí, el nuevo amigo de Cinder. Y sí, el que va a rescatarla del satélite cuando ella consigue contactar con ellos.

"But you're a prisioner," said Thorne.
"I prefer damsel in distress."

Madre mía, cómo se pueden complicar tanto las cosas en un momento por una tontuna. Bueno, a ver, no "tontuna", porque Crescent necesita que alguien la saque de ahí, pero en serio... la que se lía es parda.

¿Resultado? Cress y el crush (me he reído al escribir eso, ok) teniendo que buscarse la vida y el resto [SPOILER] desperdigao' por ahí.
De nuevo, esta historia continua donde se queda la anterior, desarrollando todas esas cosas que se habían quedado a medias antes e introduciendo más y más información, acción, trama y feelings a tutiplén que yo de verdad no sé cómo he estado asumiendo. A ver, hay algunas cosas que no me han gustado tanto que simplemente eran consecuencia de las cosas que iban pasando y que ojalá que no hubieran tenido que ser así, pero aún así OMG. En serio. 

Y cuando ha llegado ese final (un poco a lo Katniss, no lo voy a negar)...



Maybe there isn’t such a thing as fate. Maybe it’s just the opportunities we’re given, and what we do with them. I’m beginning to think that maybe great, epic romances don’t just happen. We have to make them ourselves.


La verdad es que es una pena que no pueda hablar más de esta saga (con propiedad, me refiero). Quiero decir, a parte de lo predecible que es por sí misma en algunas ocasiones, si encima voy yo y me pongo a soltar spoilers, pues... como que pa' qué. Así que me temo que esto va a ser todo lo que diga de esta saga, además de que ES UNA PASADA Y MOLA MUCHO Y JOER HACÍA UN MONTÓN QUE NO ME ENGANCHABA ASÍ.

Ah, y: NE. CE. SI. TO. WIN. TER. YA. Tengo que conocerla en serio. Lo poco que sale en Cress me ha dejado encandilada... aquí una muestra:

“But you are crazy.” 
“I know.” Winter lifted a small box from the basket. “Do you know how I know?” 
She didn't answer. 
“Because the palace walls have been bleeding for years, and no one else sees it.” She shrugged, as if this were a perfectly normal thing to say. “No one believes me, but in some corridors, the blood has gotten so thick there's nowhere safe to step. When I have to pass through those places, I leave a trail of bloody footprints for the rest of the day, and then I worry that the queen's soldiers will follow the scent and eat me up while I'm sleeping. Some nights I don't sleep very well.” Her voice dropped to a haunted whisper, her eyes taking on a brittle luminescence. “But if the blood was real, the servants would clean it up. Don't you think?”

De verdad, no me digáis que no.

En fin. Sufrimiento puro. Pero antes de despedirme e irme a fangirlear donde no moleste a nadie, solo añadir que, por si los cuatro libros que va a acabar teniendo la saga no fueran suficientes, Marissa Meyer ha escrito además tres relatos y un spin off de Levana que existen, supongo, para que a los lectores no nos queramos tirar por la ventana (supongo... y espero). Con ellos, el orden se quedaría así:

     0.5. Glitches -- Según dicen, recomendable leerla antes de Cinder.
     0.6. The Little Android. -- En realidad, no sé muy bien dónde encaja esto pero idm.
1. Cinder.
     1.5. The Queen's Army. -- La historia de Wolf.
2. Scarlet.
3. Cress.
     3.5. Fairest. -- La historia de Levana.
4. Winter.


Si habéis leído estos libros, compartid conmigo la agonía (spoiler free if possible) y comentad esta entrada diciendo qué os pareció, qué libro os gustó más, quién es vuestro OTP, etc. 

Si no, ¿queréis leerlos?