7 may. 2014

Corazón de mariposa, Andrea Tomé.


FICHA TÉCNICA                    
         Título: Corazón de mariposa
         Autor: Andrea Tomé
         Editorial: Plataforma Neo
         Formato: Tapa blanda
         Páginas: 268
         Precio: 15,90 €
         Fecha de publicación: marzo de 2014
         Empieza a leer: aquí.


Victoria y Kenji comparten un secreto: las cicatrices que recorren sus muñecas. Para ella, los días transcurren contando calorías e intentando que su hermana no la obligue a comer más de lo que ella considera suficiente. Él vive escondiendo las marcas de su pasado bajo tatuajes y trabajando de sol a sol en un bar para amantes del rock. 
Ambos están solos, aislados del mundo… 
Hasta que Kenji descubre a Victoria en los baños del bar donde trabaja rodeada de un charco de sangre. Todos creen que ha intentado suicidarse, porque sufre anorexia, porque su novio acaba de dejarla, porque en definitiva parecía inevitable. Pero nadie la entiende realmente… hasta entonces. 
Victoria y Kenji se mueven a la velocidad de la vida e, inevitablemente, acabarán encontrándose.



Voy con bastante prisa, Fisiología me llama, así que intentaré reseñar rápido (lo siento). He aquí el libro que ha ganado el premio LA CAIXA / PLATAFORMA este año en el que, por cierto, he vuelto a quedar finalista :3Corazón de mariposa, de Andrea Tomé

Una preciosidad, si os soy sincera. Eso es lo que es. Pero también es duro, es muy duro, a veces escalofriante, a veces terrible, y también esperanzador y dulce y como un rayito de sol colándose por el agujero de una persiana rota. Es todas esas cosas. Pero todos somos todas esas cosas, al fin y al cabo, ¿no? Todos tenemos nuestra cara oscura y oculta que no queremos que nadie vea, un secreto nuestro que nadie más entiende y una versión propia de lo que somos, que será lo que nos duela aunque nadie más lo entienda.

En eso, he entendido a Victoria. Y también a Kenji, a veces.

A veces el dolor es tan profundo que creo que podré sacarlo de mi interior a través de mis heridas, lo que dice bastante de mi inteligencia.

Este libro va sobre una chica anoréxica. Por decirlo rápidamente. La protagonista, Victoria, sufre anorexia desde hace años; ha tenido sus altibajos, pero más o menos estaba mejor... Hasta que su novio le dice que deberían darse un tiempo, y ella corre por las calles de Santiago hasta que encuentra un barucho que tiene precisamente lo que busca: un bar con una navaja preparada para ella, para aliviar su dolor. Solo quería hacerse unos cortes, liberar el dolor. Autolesionarse supone un escape para algunas personas; eso es lo que ella buscaba, al fin y al cabo. Pero no quería suicidarse, y eso es lo que nadie entiende.
.
Solo quería escapar.
.
Digamos que las cosas no salen como debería y acaba de nuevo en el hospital, con su hermana encima de ella, con enfermeras obligándola a comer y con un peso determinado al que debería llegar.
Todo, absolutamente todo, es horrible. Y no puede escapar. Solo puede intentar engañar a las autoridades y fingir que está conforme hasta que la suelten y vuelva a ser libre. O bueno, relativamente libre. Nadie va a quitarle los ojos de encima ahora, de eso puede estar segura ahora.
El reloj marca las horas pasando despacio, las calorías corriendo a su alrededor y su cuerpo encogiéndose hacia la simple mención de la comida.
Victoria se pasa la vida contando.
Hasta que llega otra persona que está más cerca de comprender lo que es el dolor que nadie antes.


A veces es extraño que fuera, en la calle, brille el sol, cuando tú en casa sientes que todo lo que te rodea es gris; que haga un frío de mil demonios y, por mucho que te abrigues, no consigas alejarlo de ti; que la gente siga preguntándote cómo te encuentras, aunque la respuesta sea obvia. A veces, la vida en sí es extraña y no eres capaz de averiguar qué haces tú en ella. Alguien debería pedirnos permiso antes de arrojarnos, como un paquete demasiado pesado, a este mundo.

No os contaré más sobre la historia en sí, sobre la relación entre Victoria y Kenji y su desarrollo, solo sobre lo que me ha parecido leerla. Por eso intentaré ser breve. Corazón de mariposa ha sido... duro. Bastante terrible, a veces. Eso ya lo he dicho más arriba, pero bueno. Lo he pasado mal leyéndolo en ocasiones. Era angustioso. Y, sin entrar en nada personal, era más angustioso aún sentir cómo compartía ciertos pensamientos con Victoria. Sentir cómo podía perderme en párrafos pensando "es verdad".

Es curioso cómo notas el tiempo pasando tan despacio y, sin embargo, cuando te das cuenta, el presente ya se ha desvanecido. Todo es pasado y nada es futuro.

No me ha gustado este libro en el sentido en que no me ha gustado cómo me ha hecho sentir en muchas ocasiones. Incómoda, como si alguien me hubiera pillado pensando cosas prohibidas. Culpable, como si estuviera mal que me recreara en algunos párrafos y me perdiera en ellos por unos motivos u otros. Sin embargo, no puedo negar que es un libro que impacta; hace mella en el lector y se va dejando un toque de esperanza al final que pinta los blancos y grises de sus páginas con colores llamativos y alegres que le alegrarían el ánimo a cualquiera.

Siempre me ha gustado esa idea -confesó-. Pensar que puedes alejar el invierno de ti solo con tu ingenio. Y poder concentrarte en el calor de la primavera.

Me ha gustado la ambientación, me han gustado los personajes, me han gustado las cosas que pasan a lo largo de la historia. ¿Que hay cosas que podrían mejorarse? Por supuesto. Por ejemplo, la relación con su hermana, las explicaciones del tema de la vida de Kenji o el final pre-epílogo tan repentino, pero no por eso no es en lo que quería centrarme con esta reseña. Podría hablaros de la preciosa prosa de Andrea Tomé, de esos párrafos tan maravillosos que nos regala tan de repente. Podría hablaros del romance de la novela, de lo magnífico que me ha parecido que él la quisiera pero ello no le impidiera ser racional, duro a veces y tener su orgullo...

Pero no quería hablar de eso, no hoy. Solo quería comentar el sentimiento, que hoy me parece más importante. Corazón de mariposa es una novela que se desnuda y te enseña las cosas como son: crudas, a contrarreloj, a vida o muerte. Es la mente contra el cuerpo y uno mismo contra los demás. Y sin embargo, siempre hay que tener esperanza. Que esa llama nunca se apague. Porque, aunque las cosas no acaben bien, siempre podrán ir mejor.

Enhorabuena de nuevo, Andrea. Ya te lo dije ayer: guau.


22 feb. 2014

Tu nombre después de la lluvia, Victoria Álvarez


FICHA TÉCNICA                    
         Título: Tu nombre después de la lluvia
         Autor: Victoria Álvarez
         Editorial: Lumen
         Formato: Tapa dura con sobrecubierta
         Páginas: 576
         Precio: 22,90 €
         Fecha de publicación: 19 de febrero de 2014
Muchas gracias a Victoria Álvarez por el ejemplar <3


Menos la primera ilustración de la banshee, cuyo autor/a desconozco, las demás son todas obra de Victoria Frances.


Corren los primeros días de enero de 1903 y el profesor Quills, un hombre sabio y triste, vuelve a su casa de Oxford después de asistir a unas conferencias en Londres; Oliver Saunders, joven y tímido, trabaja en su pequeño cuarto de Balliol College, rodeado de diccionarios y novelas góticas; Lionel Lennox, amante de la buena vida y de las faldas ligeras, está en Egipto, a punto de profanar la tumba de una princesa para llevarse una joya de inestimable valor. 
Poco tienen en común los tres amigos, excepto el interés por las nuevas ciencias que exploran el mundo del más allá, y muy pronto sus ganas de saber los llevarán a Irlanda, una tierra plagada de leyendas, donde las piedras tienen una historia que contar y el sonido de la lluvia se confunde con el llanto de las mujeres que cuidaron de sus seres queridos incluso más allá de la muerte.


No sé decir si tenía ganas de leer este libro desde que acabé Las eternas o desde aquella tarde de verano en Salamanca en la que intenté robar pinceladas de esta historia sin demasiado éxito, pero el caso es que estaba impaciente porque Tu nombre después de la lluvia llegara a mis manos, y de repente... Llegó. Y yo salté por toda la casa y empecé a leer, loca del contento.
Y es que ¿cómo no podría enamorarme de una historia que empieza así?

Si la Muerte pudiera llorar, sus lágrimas serían parecidas a las de aquella criatura.

Solo diré... wow. Sinceramente, según empiezo a escribir esto literalmente acabo de terminarlo y aún estoy un poco en shock, así que no sé cómo quedará, porque... demasiadas emociones para tan poco rato.
Y sí, con tan poco rato quiero decir que las últimas doscientas cincuenta-trescientas páginas me las he leído en dos días a pesar de los estudios porque no podía parar y se me ha hecho demasiado corto y aún hay cosas que no asimilo. Porque es imposible asimilarlas, de verdad. Y me va a dar un algo.

Alexander Quills, Lionel Lenox y Oliver Saunders son tres amigos completamente distintos pero con una pasión en común: lo sobrenatural, los sucesos paranormales, esos que les gusta publicar en su pequeño periódico el Dreaming spires. La última "misión" planeada para investigar y luego publicar en la revista era conseguir un espejo de una princesa egipcia escondido durante siglos, que el señor Lionel Lenox tenía que encargarse de robar. Sin embargo, la cosa no salió como esperaba: un caballero con el rostro cubierto que ya se había encontrado con él en otra ocasión logró no solo provocar el fracaso de tal misión, sino que saliera herido y que el miedo a la muerte se extendiera por su cuerpo. Por eso se resiste a aceptar el trabajo que una habitante del pequeño pueblo de Kilcurling, junto al mar de Irlanda, aunque al final la pasión de sus amigos y su propio escepticismo consiguen ganar la batalla contra su miedo y los tres se embarcan en una aventura que, literalmente, cambiará sus vidas: la búsqueda de una banshee.
f

El primer wow debo dedicárselo a mi querida Irlanda, sin duda. Qué maravilla de lugar y qué maravillosamente bien plasmado está aquí. Porque sí, la capacidad de Victoria Álvarez de ambientar sus historias en escenarios tan impresionantes y tan perfectamente descritos, detallados, precisos e idílicos sigue ahí, y vuelve a enamorarnos con sus ambientaciones como ya hizo con Londres y Venecia en sus otras dos novelas. El país plasmado por ella no solo no dista mucho de la magia que yo misma percibí cuando visité las tierras irlandesas, sino que con descripciones como la siguiente es imposible no sentirse como si un hada acabara de encantarte o una sirena estuviera cantando para que te acercaras a echarle un vistazo al mar.

A la derecha, las montañas cubiertas de niebla de las que solo podían percibirse las cimas; a la izquierda la oscura franja del mar de Irlanda que los había conducido a aquellas costas. Un arpegio de tonalidades con el que ninguno de ellos había soñado en Inglaterra porque hasta entonces no imaginaban que pudiera existir un verde tan verde.
Los personajes de esta historia me han encantado. Me atrevería a afirmar que absolutamente todos son perfectos, reales, como si fueran viejos amigos y nos los estuviera presentando directamente desde principios del XX. Y además, tan distintos; todos están perfectamente diferenciados, cada uno con su personalidad, con su propio pasado, sus sentimientos, sus pensamientos y sus miedos. Todos tienen una historia propia, unos motivos por los cuales actúan como lo hacen, aunque sus decisiones sean erróneas o condenen su destino aunque, por supuesto, ningún malo nunca jamás podrá superar el amor que siento por Gian Carlo Montalbano. Si tuviera que quedarme solamente con tres de los muchos personajes de esta historia sería con Rhiannon O'Lairle, Alexander Quills una vez deja que le conozcamos un poco más, Lionel Lenox. No son los únicos, por supuesto pero sí son los que más me han impresionado por su franqueza y sus sentimientos, los que guardan en el fondo de su ser e intentan camuflarlo con otras actitudes que parecen protegerles. Entre las páginas de esta novela, desde mi punto de vista, ellos son quienes más vida cobran, y leerlos a todos en general es como mantener una conversación cara a cara 1903-2014.

Bueno, que algo resulte peculiar no quiere decir que tenga que ser raro. Y que sea raro no tiene por qué ser malo. A mí me parece que en el mundo hay demasiadas personas iguales. Siempre me han llamado la atención las cosas especiales.

Además, la pasión de los sentimientos de todos ellos es realmente abrumadora. Y no hablo solo de sentimientos de amor: deseo, venganza, cansancio, cambio, tristeza, odio, terror. Cada uno tiene su propio fantasma persiguiéndoles, y en gran parte propician el desarrollo de todos los acontecimientos. Con un ritmo para nada lento pero tampoco muy precipitado, a excepción tal vez del final cuando todo se acelera y empiezan a resolverse la mayoría de las cuestiones que llevan atormentándonos todo el libro. Eso sí, no penséis que la sensación de inquietud que Victoria consigue transmitir a través de sus palabras pierde fuerza; no era exactamente miedo lo que sentía cada vez que aparecía la banshee llorando por una futura muerte o se la nombraba, pero sí como un llamémoslo mal rollo considerable, suficiente como para cubrirme bien los pies con el edredón y cerciorarme de que estaba realmente sola cuando leía las magníficas escenas de lluvia y lágrimas.

El dolor de una pérdida es universal, ¿no le parece? No hay bálsamos que puedan paliarlo con la única excepción del tiempo. Pero cuando esto tampoco sirve, cuando a uno no le queda nada que le recuerde que realmente existió un tiempo en que fue feliz...


Sinceramente, y no puedo evitar no pensarlo, me parece que Victoria se supera con cada novela; si ya me gustó Hojas de dedalera y me quedé prendada de Las eternas, Tu nombre después de la lluvia ha sido un flechazo de esos que te atraviesan en corazón. De los que duelen pero amas, sí. No puedo esperar para saber más porque CLARAMENTE NO PUEDE ACABAR ASÍ, NO PUEDE, DEMASIADAS INCÓGNITAS, DEMASIADAS PREGUNTAS SIN RESPUESTA EN EL ÚLTIMO MOMENTO, ES DECIR, HABÉIS LEÍDO EL EPÍLOGO Y LA ÚLTIMA FRASE, NO ES NORMAL ASDFGHJKLÑ.



Cuando pronuncie tu nombre después de la lluvia tendrá una sonoridad especial..., como si todos estos años hubiera anidado entre mis labios esperando a ser proclamado en voz alta.





Yo solo digo: ALTAMENTE RECOMENDABLE.

3 feb. 2014

El gran Gatsby, Francis Scott Fitzgerald

FICHA TÉCNICA                    
         Título: El gran Gatsby
         Autor: Francis Scott Fitzgerald
         Editorial: DeBolsillo
         Formato: Bolsillo, tapa blanda
         Páginas: 185
         Precio: 8,95 €
         Fecha de publicación: 1925


Esta es la historia del millonario hecho a sí mismo, Jay Gatsby, a quien sólo le mueve una obsesión: recuperar un amor de juventud. Pero Daisy es hoy una muchacha que forma parte de una sociedad frívola y aburrida de sí misma, una criatura encantadora y también dañina. Un magnífico retrato de heroicidad en un mundo decadente.


No tengo palabras para expresar lo mucho que... no diría exactamente que me ha gustado, porque me ha encantado. Me ha parecido impresionante. Una auténtica maravilla.

En serio. Señor Fitzgerald, solo soy una humilde humana y me postro ante usted.

No puedo alargarme mucho con esta reseña, sintiéndolo mucho (y decir que "no puedo" significa "hola, curso segundo de bachillerato, por si no lo sabíais aún, mi tiempo libre al día lo quito de dormir"), así que esta reseña libro + peli será más bien cortita. En realidad no podría hacerle justicia al libro ni alargándome diez páginas, pero en fin, allá vamos: hablemos de Gatsby.

Conocemos a Gatsby bajo las luces de colores de una mansión en fiesta, y cuando lo hacemos ni siquiera sabemos que es él. Bueno, en realidad, cuando nuestro querido narrador Spiderman Nick Carraway nos cuenta todo esto él ya le ha conocido, y de hecho habla de él como si tuviera un crush de la leche con una gran admiración. Casi te (no quiero decir enamoras, porque realmente no creo que haya sido exactamente así lo que he sentido por Gatsby) contagias de toda esa admiración y esos sentimientos. Sus descripciones del ambiente, de la personalidad de Jay y de todo en general son magníficas y consiguieron dejarme tan KO que recuerdo que pasaba más de la cuenta en ciertos párrafos por lo maravillosos que eran.

Si la personalidad está constituida por una serie ininterrumpida de actos afortunados, en tal caso puede decirse que había algo brillante en torno a él, una exquisita sensibilidad para captar las promesas de la vida, como si estuviera vinculado a una de esas complicadas máquinas que registran los terremotos a mil millas de distancia.



La vida de Gatsby no ha sido fácil, aunque desde las fiestas y la mansión nadie pueda pensar que alguna vez fue pobre, rechazado, y que perdió al amor de su vida. Pero de los errores siempre se aprende, y las piedras del camino han de servir para impulsarse hacia delante y seguir avanzando. Gatsby se hizo a sí mismo, literalmente; luchó por lo que quería y consiguió llegar muy alto...

Pero, ¿para qué? Para descubrir que Daisy, la mujer de la que estaba enamorado, se había casado con otro hombre.
Y no solo eso; vive cerca, tan cerca de él que, prácticamente, es capaz de verla disfrutar de su vida bajo la luz verde.


No tengo palabras para describirte mi sorpresa al comprender que la amaba, camarada... Incluso llegué a desear que me echase a la calle. Pero, no; no lo hizo; estaba enamorada de mí. Creía que yo sabía mucho porque sabía cosas diferentes de las suyas... Bueno; me encontraba allí, lejos de mis ambiciones, enamorándome más a cada minuto, y... de repente, no me importó.





La historia entre Daisy y Jay es... triste, bonita, emocionante, peligrosa. Si tuviera que destacar algo, serían los sentimientos de él hacia ella, sobre todo. Ya he dicho que esta reseña está siendo más bien rápida y casi de mala manera, por lo que no me pararé en cosas como la maravillosa ambientación, los personajes y sus diferencias, el argumento (de hecho, en este caso prefiero que no sepáis nada), los detallitos, etc., y me da pena que sea así, porque va a parecer que no le doy importancia al libro cuando, de hecho, incluso lo tengo en la estantería junto a mis favoritos de todos los tiempos. Realmente me siento mal haciéndole tal desprecio, pero en fin. Aunque esta no sea mi mejor reseña, solo espero que lo poquísimo que he dicho sea suficiente para animaros a disfrutar de este tesoro.

Sonrió comprensivamente, mucho más que comprensivamente. Era una de esas raras sonrisas, con una calidad de eterna confianza, de esas que en toda la vida no se encuentran más que cuatro o cinco veces. Contemplaba, parecía contemplar por un instante el Universo entero, y luego se concentraba en uno con irresistible parcialidad; comprendía a uno hasta el límite en que uno deseaba se comprendido, creía en uno como uno quisiera creer en sí mismo, y aseguraba que se llevaba la mejor impresión que uno quisiera producir.


Y respecto a la película, diré que esperé hasta haber leído el libro para verla, y no me arrepientoMe ha parecido magnífica, una adaptación exacta hasta el último detalle. Al tenerlo fresco en mi mente (vi la película al día siguiente de acabar de leer), pude reconocer perfectamente la narración de Fitzgerald en los párrafos contados por el personaje de Nick, así como los pequeños detallitos insignificantes, las expresiones, los diálogos. En serio, qué exactitud. Y qué reparto, oh dios mío: DiCaprio es impresionante, no podía dejar de mirar sus expresiones buscando a Jay Gatsby... y efectivamente, allí estaba. Como estaban todos: Daisy, Tom, Jordan, hasta Wilson. No soy crítica de cine, de hecho no tendría ni idea de por dónde empezar si tuviera que reseñar una película, así que todo lo que digo es desde el punto de vista de una lectora entusiasmada. Esta es mi impresión, puede que me equivoque o que esté algo embriagada por la emoción del libro, pero creo que una opinión así también debe contar algo. Por favor, no dejéis de leer el libro. Por favor, no despreciéis la película.


Lo mejor: Esos párrafos tan maravillosos que tiene y, en mi opinión, lo apasionado del amor de Gatsby y cómo llega al lector, no sin menos intensidad.
Lo peor: Esos mismos párrafos que a mí me han encantado tantísimo tienden a dar vueltas sobre sí mismos, y corren el peligro de poder liar a un lector que no esté acostumbrado con lo rebuscada que es este tipo de escritura.


Gatsby creía en la luz verde, en el orgiástico futuro que, año tras año, aparece ante nosotros... Nos esquiva, pero no importa; mañana correremos más deprisa, abriremos los brazos, y... un buen día...
Y así vamos adelante, botes que reman contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado


17 ene. 2014

I'll be there, Holly Goldberg Sloan




FICHA TÉCNICA                    

         Título: I'll be there. Siempre contigo.
         Autor: Holly Goldberg Sloan
         Editorial: SM
         Formato: Tapa blanda con solapas
         Páginas: 446
         Precio: 16,95 €
         Fecha de publicación: 30 de octubre de 2012
         Más: primer capítulo


Sam lleva una vida nómada con su padre y su hermano. No conoce la palabra hogar. Emily lleva una vida ordenada y cómoda en su pequeña ciudad. Pero cuando ambos se encuentran, y se enamoran, ya nada volverá a ser como antes. Sobre todo porque los padres de Emily tienen mucho que decir al respecto. Sobre todo porque el padre de Sam tiene un rifle que lo acomaña a todas partes...


Aquí viene una reseña rápida: I'll be there. Siempre contigo. ¿De qué va este libro? Sam lleva el pelo largo y sucio, la ropa maloliente y ha dejado a su hermano pequeño dibujando mientras va a escuchar música a una iglesia; a Emily la obligan a cantar delante de todo el mundo aunque no sabe hacerlo. Así se conocen: ella le ve al fondo, en el último banco, y se concentra mientras intenta que I'll be there suene bien; después de que ella salga corriendo muy nerviosa, él le sujeta el pelo para que no se lo manche al vomitar. Después de eso, visto y no visto. Él desaparece. Ella le busca. Le encuentra. Quedan. Empiezan a conocerse.

Sus vidas son muy diferentes. Mientras él está preocupado por conseguir comida de algún 7-Eleven y cuidar de su hermano Riddle, ella se pregunta si le gustará más esquiar o hacer snow. Son muy diferentes y, aun así, se enamoran. Solo piensan el uno en el otro. Es bonito, aunque no me ha gustado mucho la distancia con la que se trata en el libro esa parte del romance (no es exactamente que no me haya gustado, sino que hubiera preferido otra cosa más "directa"). Porque Holly Goldberg Sloan nos dice que se quieren, que van por ahí, nos cuenta cosas bonitas y todo eso, pero yo sinceramente no lo he sentido. No se me ha encogido el corazón ni he soltado ningún "awww" ni nada y, para mí, eso es un punto negativo. Un poco, al menos.

Cuando ha empezado a gustarme más ha sido cuando los chicos [POSIBLE SPOILER] desaparecen. Es hacia la mitad, una parte un poco larga y a veces pesada, pero me ha gustado por los pensamientos y las situaciones diferentes historias que se entremezclan con la trama principal. Supongo que la autora lo hace por Emily, la protagonista, que desde el primer momento dice que le encanta conocer la vida de la gente que conoce. Porque todas esas historias realmente no son historias importantes (no como podría pasar con otros libros), este libro está lleno de esos pedazos de vidas que explican cómo llegaron a pasar detalles específicos que provocaron algo que, de alguna forma u otra, ayuda a los protagonistas a avanzar con su destino. Y eso sí que me ha gustado, porque ha sido un detalle que me ha parecido curioso, considerado y, además, ha sido un detalle que la autora incluso cerrara casi todas esas historias al final.




En cuanto a personajes, me quedo definitivamente con Sam y Riddle. Los dos me han gustado muchísimo, y la relación entre ellos me ha parecido auténtica y conmovedora. Además, el carácter de ambos está muy bien definido, y su evolución a lo largo que pasaba el tiempo es muy buena... Aunque no tanto como la de Emily, la chica, que empieza como una chica que bueno, sí, podría caerte bien al principio pero (desde mi punto de vista) nunca sería tu mejor amiga, para luego transformarse en una chica diferente, pero más fuerte. Diferente. No es que sea una heroína ni nada así, sino que no sé, es más madura. Y ese cambio me ha gustado.

Me gustaría poder poneros alguno de los maravillosos párrafos de este libro, porque tiene algunos que son fantásticos, pero me temo que me lo dejaron y que a) no podía marcar las cosas que me iban gustando y b) lo he devuelto y no puedo buscarlas ahora.

Os recomiendo este libro si queréis leer una historia de amor diferente (porque sí, es una hitoria de amor y muy bonita, si consigues sobrevivir al final) que además le da una gran importancia a la familia y al ¿destino?  No es como nada que haya leído antes, y, aunque se puedan echar cosas de menos, por otra parte se agradece. Hay algunas partes angustiosas, duras, partes más superficiales y partes preciosas. Dadle una oportunidad y cantad conmigo: I'll be there...


7 ene. 2014

Relectura: Harry Potter y la piedra filosofal.






Lo que he sentido leyendo este libro no tiene comparación. Hacía literalmente diez años que no cogía La piedra filosofal y he de decir que ha sido redescubrirlo. He vuelto a Hogwarts. Tengo ganas de llorar de cómo me siento.



Para empezar, comentar que había cosas que ni siquiera recordara que pasaran -como la celebración de los magos que ve Vernon por la caída de Voldemort en las primeras páginas, por ejemplo-, y eso me ha encantado porque a veces me sentía como si estuviera leyendo un libro completamente nuevo, y he vuelto a disfrutarlo, pero por otra parte ahora pillo cosas que con ocho años no pillaba o que entiendo porque he leído Las reliquias de la Muerte. En cualquiera de los dos casos, ha estado genial.




Me ha encantado el tono inocente-infantil de toda la novela, aunque eso no la quitara de tener momentos de reflexión que son verdaderas joyas. Es curiosa la perspectiva que dan el tiempo y la edad. Estaba leyendo y me imaginaba a mi yo de ocho años entrando en Hogwarts, y de la misma manera a muchos otros pequeños sintiéndose maravillados por primera vez por las chispas de magia, dejando que el hechizo de las primeras palabras de Rowling entrara en ellos. Era una imagen verdaderamente bonita.


La Selección es una ceremonia muy importante porque, mientras esteis aquí, vuestras casas serán como vuestra familia en Hogwarts.



Los personajes... ¿qué decir de ellos? Ha sido reencontrarme con viejos amigos. Ha sido estudiar sus actos y sus personalidades sabiendo todo lo que viene detrás. Dumbledore, McGonagall, Hagrid, Snape, Ron, Hermione... Los gemelos Weasley. Si tuviera que quedarme con los que más me han gustado/dolido esta segunda vez, son ellos y Neville. Supongo que no tengo que decir por qué, ni unos ni otro, porque... ay.




¡Bienvenidos! ¡Bienvenidos a un año nuevo en Hogwarts! Antes de comenzar nuestro banquete, quiero deciros unas pocas palabras. Y aquí están, ¡Papanatas! ¡Llorones! ¡Baratijas! ¡Pellizco!... ¡Muchas gracias!




¿Momentos que resaltaría? La Selección, la escena del espejo de Oesed -casi lloro-, la conversación con Dumbledore en la enfermería y cuando Hagrid le da el álbum de fotos -casi lloro otra vez-, cuando se hacen amigos de Hermione, y los partidos de Quidditch. Ay.


Ya quiero volver. De verdad. Quiero volver a los rincones del Colegio de Magia y Hechicería, quiero aprender nuevos conjuros, quiero hacerme más amiga de Hermione, Ron, Neville, los gemelos, quiero conocer gente nueva, quiero distraer a Peeves haciéndome pasar por el Barón Sanguinario, quiero buscar libros en la biblioteca, y montar en escoba, e ir a partidos de Quidditch...

¿Habéis vuelto a leer la saga después de mucho tiempo? ¿Cómo fue para vosotros? ¿Os dolió gustó? Contadme <3.


3 ene. 2014

Fangirl, by Rainbow Rowell


FICHA TÉCNICA                    

         Título: Fangirl
         Autor: Rainbow Rowell
         Editorial: St. Martin's Griffin
         Idioma: Inglés
         Formato: Tapa dura con sobrecubierta (próximamente en paperback)
         Páginas: 435
         Precio: 13,71€ (aquí)
         Fecha de publicación: septiembre de 2013
         Más: TENÉIS QUE BUSCAR FANARTS DE SIMON SNOW. Por favor.


Cath is a Simon Snow fan. Okay, the whole world is a Simon Snow fan, but for Cath, being a fan is her life--and she's really good at it. She and her twin sister, Wren, ensconced themselves in the Simon Snow series when they were just kids; it's what got them through their mother leaving. Reading. Rereading. Hanging out in Simon Snow forums, writing Simon Snow fan fiction, dressing up like the characters for every movie premiere. Cath's sister has mostly grown away from fandom, but Cath can't let go. She doesn't want to. Now that they're going to college, Wren has told Cath she doesn't want to be roommates. Cath is on her own, completely outside of her comfort zone. She's got a surly roommate with a charming, always-around boyfriend, a fiction-writing professor who thinks fan fiction is the end of the civilized world, a handsome classmate who only wants to talk about words . . . And she can't stop worrying about her dad, who's loving and fragile and has never really been alone. For Cath, the question is: Can she do this? Can she make it without Wren holding her hand? Is she ready to start living her own life? And does she even want to move on if it means leaving Simon Snow behind?

Cath es fan de Simon Snow. Vale, todo el mundo es fan de Simon Snow, pero para Cath ser fan es su vida, y se le da bastate bien. Ella y su hermana gemela, Wren, se sumergieron en la saga de Simon Snow cuando eran niñas; fue lo que las mantuvo a flote cuando su madre se fue. Leer. Releer. Meterse en foros de Simon Snow, escribir fanfics (historias) sobre Simon Snow, vestirse como los personajes para los estrenos de las películas. La hermana de Cath ya ha pasado de la etapa fandom, pero Cath no puede dejarla ir. No quiere hacerlo. Ahora que van a entrar en la universidad, Wren le ha dicho a Cath que no quiere que compartan habitación, así que Cath está sola, completamente fuera de su zona de confort; tiene una compañera de cuarto malhumorada con un novio encantador que siempre está por allí, una profesora de escritura que piensa que los fanfics son el fin del mundo civilizado, un atractivo compañero de clase que únicamente quiere hablar sobre palabras... Y no puede dejar de preocuparse por su padre, que nunca ha estado realmente solo. Para Cath, la pregunta es: ¿puede hacerlo? ¿Puede hacerlo sin que Wren la coja de la mano? ¿Está preparada para empezar a vivir su propia vida? Y ¿va a querer pasar página si eso significa dejar atrás a Simon Snow?
Queridos y queridas habitantes de internet. Queridos personajillos shippeadores, queridos adictos a Tumblr y a esas plataformas que solo existen para hacer que nuestros feelings duelan a más no poder: he encontrado nuestro libro. El definitivo, quiero decir.
Sí, supongo que con el título ya os hacíais a la idea, ¿no? Por si acaso: creedme, aquí estamos reflejados. ¿Alguna vez habéis sentido una obsesión casi enfermiza por un/a personaje/pareja/serie/saga/libro/película o similar? ¿Sí? Pues entonces, justo igual que Cath.

Con vuestro permiso, como fangirl que me considero, voy a desatarme un poco en esta reseña y a utilizar un vocabulario que solo una novela como esta se merece: el de internet.

Cath es una fan de Harry Potter Simon Snow hasta la médula. En serio. Es verdad que el fenómeno del niño mago creado por la británica Gemma T. Rowling Leslie es famoso en todo el mundo, pero no todo el mundo se lo toma tan a pecho como ella. Porque sí, Simon Snow es la vida de Cath. Desde que entró en FanFixx.net y escribió un fic sobre este muchacho y su mundo, esa pasión . Ahora, con dieciocho años, es toda una eminencia en la página, recibiendo miles de comentarios en cada capítulo y siendo leída incluso en Japón. Su historia más famosa es Carry on, Simon, en la que shippea y empareja a Simon con su archienemigo Draco Baz. ¡Incluso tiene una camiseta en la que pone KEEP CALM AND CARRY ON y posters hechos por ella de ellos dos juntos! (Sí, Rainbow es Drarry shipper, por si no os habíais dado cuenta)

A su hermana también le gustaba mucho Simon Snow, y antes incluso escribía con ella, pero se fue alejando de todo eso y, ahora que van a la universidad, parece que se ha olvidado de todo eso. También parece que cada vez se olvida más de la relación que compartían como gemelas inseparables; estaban muy unidas, solo les faltaba la telepatía, pero ahora cada vez se nota más quién es la gemela guapa, encantadora, sociable y fiestera. Ahora cada vez se nota más todo lo que Cath no es.

Porque Cath no es del tipo de persona que va a fiestas, bebe, fuma, o incluso mira a la gente directamente a los ojos. Cath no es buena haciendo amigos o yendo a sitios donde haya una gran multitud. A Cath lo que le gusta es quedarse en su sitio (su casa, su habitación compartida) y escribir, escribir, escribir sobre Simon y Baz una y otra vez.


I'm scared at everything. And I'm crazy. Like maybe you think I'm a little crazy, but I only ever let people see the tip of my crazy iceberg. Underneath this veneer of sightly crazy and socially inept, I'm a complete disaster. 
Todo me da miedo. Y estoy loca. Puede que pienses que solo estoy un poco loca, pero solo dejo que la gente vea la punta de mi iceberg de locura. Debajo de la apariencia de ligeramente chalada y socialmente inepta, soy un completo desastre. 



El ritmo de la historia me ha parecido bastante bueno, ágil, no es que vaya a toda pastilla pero tampoco es aburrido. Me ha sorprendido lo rápido que lo he leído teniendo en cuenta que es un libro en inglés (suelo tardar un poco más), lo cual es una señal inequívoca de que engancha y de que es ágil. Los personajes son sencillos, de los que te encuentras en todas partes, aunque no por eso poco importantes, o mal construidos, o menos inolvidables; su hermana Wren, su compañera de habitación Reagan (la cual me ha encantado, por cierto), su padre, Levi... La misma Cath me ha encantado, con sus pros y sus contras... sobre todo porque era yo. Completamente. Creo que este libro me ha gustado tanto porque me ha ayudado a ver cosas de mí que no sabía que hacía/tenía/sentía. Su obsesión con aquello que tanto le gusta. Su pasión por escribir. Sus inseguridades en general. A veces hacía (o no hacía) cosas y yo solo pensaba "Venga ya, ¡no seas tonta!", y de repente paraba de leer y pensaba "Yo soy igual". De alguna forma, este libro ha hecho que "descubra" (y lo pongo entre comillas porque no es que haya descubierto nada exactamente, sino que he visto algo que antes a lo mejor había ignorado) cosas que puedo mejorar. Creo sinceramente que los mejores libros son los que te hacen pensar, reflexionar, plantearte cosas. ¿O no?


This is why Cath wrote fic. For these hours when their world supplanted the real world. When she could just ride their feelings for each other like a wave, like something falling downhill. 
 Esto era por lo que Cath escribía fics. Por estas horas cuando su mundo sustituía el mundo real. Cuando ella podía simplemente dejarse llevar por los sentimientos del uno por el otro como si fueran una ola, como si cayera cuesta abajo.

*Mirad la foto. ESTÁ EN TUMBLR*


Hablando de writing fics... Hablemos también del tema de Simon Snow, por favor. En serio, iba leyendo los fragmentos de "los libros" de la saga y los trozos de fanfics escritos por Cath que aparecen al principio de cada capítulo y... ¿qué decir? Rainbow Rowell me ha hecho fangirlear por unos libros que ni siquiera existen. He SHIPPEADO a Baz y a Simon tanto que creía que iba a morirme. El otro día me puse a gritar tanto por una escena de un fanfic que mi familia empezó a reírse. Rainbow, en serio, un aplauso. Hay personajes de libros reales que ni siquiera han hecho que sonría mínimamente, y tú me has hecho buscar en Google Simon and Baz fics (sin resultados, btw. Snif). Bravo.

... sometimes you held somebody's hand just to prove that you were still alive, and that another human being was there to testify to that fact.
... a veces cogías a alguien de la mano solo para probar que seguías vivo, y ese otro ser humano estaba ahí para dar testimonio de ello.

Por otra parte, también quería mencionar levemente (no quiero decir mucho porque quiero que lo leáis vosotros por vuestra cuenta) el tema del amor en este libro. ¿Sinceramente? Me ha gustado. Mucho. Ha sido como solo podría ser con alguien como Cath, pero no por eso habría que "restarle puntos". Tiene unos momentos tan AWWWWWW. En serio. Sobre todo por él. Es tan adsdajkdlajsl (me estoy permitiendo estas cosas en plena reseña porque si no puedo fangirlear como dios manda aquí...). Empezaba a reírme o a dar grititos y mi hermana se giraba hacia mí y decía "eres tonta" y yo como "MEDAIGUAAAL". Es tan cuqui. Y sin embargo, me ha encantado que ella no se volviera loca/ñoña/insoportable con él. Creo que sabéis a lo que me refiero, ¿no? A esa hiperdependencia antidiabéticos de algunas protagonistas que empiezan bien y luego se vuelven bleh. Pues aquí no hay de eso, nada de nada, y es como GRACIASSSS.


En general, si lo piensas, no es una de esas "grandes historias" que se ponen a filosofar, te dan lecciones y te dejan tocado. Me gustan ese tipo de historias y últimamente he leído bastantes, de esas de llorar porque te sientes identificado/a... Pero agotan. Físicamente, emocionalmente, etc. Me pasó con Nick & Norah's y me ha pasado con Fangirl: leer estas historias ha sido un descanso. 

Me lo he pasado pipa leyendo a Rainbow Rowell. He fangirleado, he reído, he gritado y he estado a punto de rodar por el suelo del contento más de una vez. Si necesitáis un paréntesis, si queréis olvidaros de preocupaciones sin dejar de sentiros identificados con una historia, habéis encontrado vuestro libro. Es una novela genial. Os la recomiendo al 100%, de verdad. 

Ni siquiera conozco aún a Eleanor y a Park, pero creo que ya amo muchísimo a Rainbow. Si vosotros sí que habéis leído su otra novela y también la amáis, no dudéis con Fangirl (no sé si es mejor o peor, la verdad, pero algo me dice que os gustará también).

Ya me diréis si al final os decidís ;)
Clary


Solo decir una última cosa: si alguno de vosotros lee el libro pronto, por favor, contactad conmigo. En serio. Me habláis por Twitter (@ClaryCorts) y gritamos y fangirleamos de Simon Snow y de Levi un rato, porque me siento muy sola en esto y lo necesito porque awwww. ¿Sí? Gracias.