3 feb. 2014

El gran Gatsby, Francis Scott Fitzgerald

FICHA TÉCNICA                    
         Título: El gran Gatsby
         Autor: Francis Scott Fitzgerald
         Editorial: DeBolsillo
         Formato: Bolsillo, tapa blanda
         Páginas: 185
         Precio: 8,95 €
         Fecha de publicación: 1925


Esta es la historia del millonario hecho a sí mismo, Jay Gatsby, a quien sólo le mueve una obsesión: recuperar un amor de juventud. Pero Daisy es hoy una muchacha que forma parte de una sociedad frívola y aburrida de sí misma, una criatura encantadora y también dañina. Un magnífico retrato de heroicidad en un mundo decadente.


No tengo palabras para expresar lo mucho que... no diría exactamente que me ha gustado, porque me ha encantado. Me ha parecido impresionante. Una auténtica maravilla.

En serio. Señor Fitzgerald, solo soy una humilde humana y me postro ante usted.

No puedo alargarme mucho con esta reseña, sintiéndolo mucho (y decir que "no puedo" significa "hola, curso segundo de bachillerato, por si no lo sabíais aún, mi tiempo libre al día lo quito de dormir"), así que esta reseña libro + peli será más bien cortita. En realidad no podría hacerle justicia al libro ni alargándome diez páginas, pero en fin, allá vamos: hablemos de Gatsby.

Conocemos a Gatsby bajo las luces de colores de una mansión en fiesta, y cuando lo hacemos ni siquiera sabemos que es él. Bueno, en realidad, cuando nuestro querido narrador Spiderman Nick Carraway nos cuenta todo esto él ya le ha conocido, y de hecho habla de él como si tuviera un crush de la leche con una gran admiración. Casi te (no quiero decir enamoras, porque realmente no creo que haya sido exactamente así lo que he sentido por Gatsby) contagias de toda esa admiración y esos sentimientos. Sus descripciones del ambiente, de la personalidad de Jay y de todo en general son magníficas y consiguieron dejarme tan KO que recuerdo que pasaba más de la cuenta en ciertos párrafos por lo maravillosos que eran.

Si la personalidad está constituida por una serie ininterrumpida de actos afortunados, en tal caso puede decirse que había algo brillante en torno a él, una exquisita sensibilidad para captar las promesas de la vida, como si estuviera vinculado a una de esas complicadas máquinas que registran los terremotos a mil millas de distancia.



La vida de Gatsby no ha sido fácil, aunque desde las fiestas y la mansión nadie pueda pensar que alguna vez fue pobre, rechazado, y que perdió al amor de su vida. Pero de los errores siempre se aprende, y las piedras del camino han de servir para impulsarse hacia delante y seguir avanzando. Gatsby se hizo a sí mismo, literalmente; luchó por lo que quería y consiguió llegar muy alto...

Pero, ¿para qué? Para descubrir que Daisy, la mujer de la que estaba enamorado, se había casado con otro hombre.
Y no solo eso; vive cerca, tan cerca de él que, prácticamente, es capaz de verla disfrutar de su vida bajo la luz verde.


No tengo palabras para describirte mi sorpresa al comprender que la amaba, camarada... Incluso llegué a desear que me echase a la calle. Pero, no; no lo hizo; estaba enamorada de mí. Creía que yo sabía mucho porque sabía cosas diferentes de las suyas... Bueno; me encontraba allí, lejos de mis ambiciones, enamorándome más a cada minuto, y... de repente, no me importó.





La historia entre Daisy y Jay es... triste, bonita, emocionante, peligrosa. Si tuviera que destacar algo, serían los sentimientos de él hacia ella, sobre todo. Ya he dicho que esta reseña está siendo más bien rápida y casi de mala manera, por lo que no me pararé en cosas como la maravillosa ambientación, los personajes y sus diferencias, el argumento (de hecho, en este caso prefiero que no sepáis nada), los detallitos, etc., y me da pena que sea así, porque va a parecer que no le doy importancia al libro cuando, de hecho, incluso lo tengo en la estantería junto a mis favoritos de todos los tiempos. Realmente me siento mal haciéndole tal desprecio, pero en fin. Aunque esta no sea mi mejor reseña, solo espero que lo poquísimo que he dicho sea suficiente para animaros a disfrutar de este tesoro.

Sonrió comprensivamente, mucho más que comprensivamente. Era una de esas raras sonrisas, con una calidad de eterna confianza, de esas que en toda la vida no se encuentran más que cuatro o cinco veces. Contemplaba, parecía contemplar por un instante el Universo entero, y luego se concentraba en uno con irresistible parcialidad; comprendía a uno hasta el límite en que uno deseaba se comprendido, creía en uno como uno quisiera creer en sí mismo, y aseguraba que se llevaba la mejor impresión que uno quisiera producir.


Y respecto a la película, diré que esperé hasta haber leído el libro para verla, y no me arrepientoMe ha parecido magnífica, una adaptación exacta hasta el último detalle. Al tenerlo fresco en mi mente (vi la película al día siguiente de acabar de leer), pude reconocer perfectamente la narración de Fitzgerald en los párrafos contados por el personaje de Nick, así como los pequeños detallitos insignificantes, las expresiones, los diálogos. En serio, qué exactitud. Y qué reparto, oh dios mío: DiCaprio es impresionante, no podía dejar de mirar sus expresiones buscando a Jay Gatsby... y efectivamente, allí estaba. Como estaban todos: Daisy, Tom, Jordan, hasta Wilson. No soy crítica de cine, de hecho no tendría ni idea de por dónde empezar si tuviera que reseñar una película, así que todo lo que digo es desde el punto de vista de una lectora entusiasmada. Esta es mi impresión, puede que me equivoque o que esté algo embriagada por la emoción del libro, pero creo que una opinión así también debe contar algo. Por favor, no dejéis de leer el libro. Por favor, no despreciéis la película.


Lo mejor: Esos párrafos tan maravillosos que tiene y, en mi opinión, lo apasionado del amor de Gatsby y cómo llega al lector, no sin menos intensidad.
Lo peor: Esos mismos párrafos que a mí me han encantado tantísimo tienden a dar vueltas sobre sí mismos, y corren el peligro de poder liar a un lector que no esté acostumbrado con lo rebuscada que es este tipo de escritura.


Gatsby creía en la luz verde, en el orgiástico futuro que, año tras año, aparece ante nosotros... Nos esquiva, pero no importa; mañana correremos más deprisa, abriremos los brazos, y... un buen día...
Y así vamos adelante, botes que reman contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado


2 comentarios:

  1. Amo tu blog, la reseña es muy buena y adoro todo klo que escribes, pasate por mi blog
    http://somosabracadabrantes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Some Collaboration capabilities have also been said to turn simple lovers into dangerous area-of-effect attacks, which we imagine will increase fight beyond the regular “Spam X expertise to win” tactics.
    buy rs gold

    ResponderEliminar

¿Quépiensasquépiensasquépiensas? ¿Te ha gustado? ¿Qué se puede mejorar? ¿Se me ha ido mucho la olla?... ¿Se me está yendo?
En fin... ¿algo que decir (o no decir)?