8 sept. 2013

Bajo la misma estrella, John Green


FICHA TÉCNICA                    

         Título: Bajo la misma estrella
         Autor: John Green
         Editorial: Nube de tinta (DeBolsillo)
         Formato: Tapa blanda
         Páginas: 279 (300)
         Precio: 15,95€ (6,95€)
         Fecha de publicación: junio de 2012 (16 de mayo de 2013)*
*Todos los paréntesis pertenecen a los datos de la edición de bolsillo, como supongo que habréis entendido. Lo digo por si acaso.


Os presentamos a Hazel Grace. Dieciséis años y enferma de cáncer. Su madre piensa que está deprimida y por eso la ha obligado a asistir a un grupo de apoyo que se reúne en una iglesia episcopal. Todo resulta de lo más deprimente hasta que aparece Augustus Waters. Diecisiete años, una pierna ortopédica y un físico que quita el hipo. Al menos el de Hazel. Ambos son dolorosamente conscientes de su situación y ambos quieren comerse el mundo antes de decir adiós, y por eso emprenden una aventura tan loca como imposible: viajar a Amsterdam y plantarse en la puerta de Peter van Houten, el escritor favorito de Hazel, el único que tiene las respuestas a todas sus preguntas.


He tenido que esperar a hacer esta "reseña" porque necesitaba un poco de tiempo para tranquilizarme.
JOHN GREEN, DEJA DE HACERME LLORAR.
John Green, te odio.
Bueno, no, es mentira. Te quiero. Pero cómo te atreves a jugar así con mi corazón. Cómo puedes ser tan horrible. Cómo puedes... CÓMO PUEDES HACER ESTAS COSAS CON TUS LECTORES QUE TE QUIEREN Y TE ADORAN Y WKSRGLGFKLDASKLDKSAYYYYY.
Pero de verdad, I'm so done con este libro.

En mundo no es una fábrica de conceder deseos.
(No, no lo es)

La sinopsis que tenéis arriba lo dice todo: Hazel tiene dieciséis años y cáncer. Está harta, por cierto. Hablando con gente a la que no le ha gustado el libro (que por cierto: ¿CÓMO ES POSIBLE?), he oído cosas como que ella les parecía un poco... ña. Rebelde, quizás. ¿Teatrera? A lo mejor niñata. Yo no coincido nada con esa visión. No es lo que he visto en Hazel Grace; yo me he encontrado con lo que John nos ha mostrado, con lo que es tal cual, eso que te dicen desde que estás en la tienda con el libro mirando de qué va: una chica con dieciséis años, acompañada siempre de Philip, su carrito de oxígeno, y hasta las narices de que lleven tratándola desde los trece como la niña milagro, la ay pobrecita niña que tiene cáncer.



Un día, gracias a su amigo Isaac, conoce a Augustus Waters: él también ha tenido cáncer, ahora va por la vida con una pierna ortopédica y un cigarrillo apagado entre los labios. Es guapo, alto y simpático. Ah, también le gustan las metáforas y abusa magníficamente de la literalidad. Todo apunta a que aquí va a pasar algo que hará que alguien acabe con el corazón roto.
(¿Quién le rompe el corazón a quién, eh, Gus? ¿Quién? Te odio. Y no me interrumpas.)

Los cigarrillos no te matan si no los enciendes. Mira, es una metáfora: te colocas el arma asesina entre los dientes, pero no le concedes el poder de matarte.

Bienvenidos a una historia de amor de las poco habituales, aunque pueda parecer que sí lo es. Bienvenidos a un universo de sufrimiento, de maravilloso sufrimiento donde los días juntos están contados. Los para siempre tienen un límite establecido, aunque no por eso dejan de ser un para siempre real. ¿Por qué? Bueno, como muy bien sabemos, Hay infinitos más grandes que otros infinitos. Este libro es infinito. Este libro te dejará infinitamente devastado y te destrozará el corazón.

Y sin embargo, no se regodea en el sufrimiento. No es un libro de lloriqueos, no es un libro de lamentos. Este libro es un Carpe Diem, este libro se siente, este libro te duele, pero lo disfrutas. Porque sus protagonitas no se rinden, son fuertes, y tienen un sentido del humor especial. No pierden las fuerzas. Luchan hasta el final antes de coger el ascensor en vez de ir por las escaleras.

Es lo que pasa con el dolor. Hay que sentirlo.
~~~~~~
-Hola, Hazel, ¿qué tal?
-Bien. Desde que te quedaste ciego, estoy cada día más buena.
-Apuesto a que sí.

No creo que se pueda contar conmigo para ser objetiva en nada que tenga que ver con John Green, porque adoro demasiado la forma de escribir de ese hombre, el sentido del humor que tiene, el toque que le da a sus historias. He leído otros dos libros suyos (Looking for Alaska y An Abundance of Katherines) y no tienen nada que ver; quiero decir, uno tiene un tono más melancólico, el otro más divertido y despreocupado... Y aún así mantiene su estilo maravilloso en cualquier tipo de historia. Esos diálogos tan naturales, ese punto picante y a veces amargo, esa verdad tan grande tras sus palabras.

Ese no pasa nada, estamos juntos y es lo importante que brilla tanto debajo de esta estrella.

-No es tan inteligente.
            -Tiene razón. Lo que pasa es que casi todos los guapos son idiotas, así que supero las expectativas.
            -Exacto. Lo principal es que está bueno.
            -Estoy tan bueno que puedo resulta cegador.
            -De hecho dejó ciego a nuestro amigo Isaac.
            -Una terrible tragedia, pero ¿puedo evitar mi mortífera belleza?
            -No.
            -Cargo con esta cara bonita.
            -Por no hablar de tu cuerpo.
            -En serio, no me obliguéis a hablar de mi cuerpazo. Dave, mejor que no me veas desnudo. Verme desnudo quitó la respiración a Hazel.
(Chicos, sois lo mejor)


No sé yo si esto es una reseña como dios manda, sobre todo porque lo único en lo que pienso mientras la escribo (y he pensado todas las veces que me he puesto a hacerlo, porque me ha costado lo mío) es en lo mucho que me gustó, en lo doloroso que fue pero también en que fue maravilloso. No sé describir cómo pueden esas dos cosas mezclarse hasta lograr llenar el corazón de una persona, pero lo hacen. Y el resultado es deslumbrante.


You're the love of my life, you know that I will never leave your side.
-Fun., The Gambler.

A pesar de todo esto, me temo que no le recomiendo este libro a todo el mundo. Es... delicado. Para algunas personas puede no significar nada, y para otras puede ser demasiado duro (y cuando digo demasiado, es demasiado). Porque no tiene un final común, y eso puede romper más de un corazón. Aunque es una historia que a mí me ha parecido magnífica, lo es hasta tal punto que podría resultar devastadora. Así que, como advertencia y consejo, solo diré... cuidado. 





No puedo evitar dejaros aquí un pequeño fanart (no spoilers) que me ha encantado...
Fuente: Canal de elenawwr

... Y también una foto de los actores que interpretarán a Hazel y Augustus en la película de Bajo la misma estrella, que, por cierto, ya ha empezado a grabarse.

(Siento todo este fangirleo, es que... ay. AY)


No tengo nada más que decir...


Hale, ahora solo espero que os animéis a leerlo también. Si no lo habéis hecho, no sé a qué esperáis; si sí, ¿queréis llorar conmigo?

6 comentarios:

  1. Vale, no me había decidido a leerlo porque sé que es triste, pero, esos puntos de humor que has puesto me han convencido.
    ¡¡Lloraré contigo y fangirlearé por ti!! Decidido. *ojos llameando de determinación estilo anime*

    ResponderEliminar
  2. Aaaaay me encantan tus reseñas llenas de fangirleos jajaja. TFIOS es taan deprimente y bonito y doloroso y perfecto... Es todo, tan maravilloso. Yo quiero un Augustus, pero sin el dinal por favor que entonces ya no sabría que hacer con mi vida xD.
    Un besazo rubiroja. Te quiere Sam <3

    ResponderEliminar
  3. GUAPA. No hay suficiente dolor en esta reseña y en esta novela que encima tienes que poner ESE GIF de Rose T____T
    No, ahora en serio, esta novela es demasiado para todo el mundo, es demasiado genial, demasiado dura, demasiado real, y los personajes son de lo mejor que he leído, de verdad.
    Yo recomiendo este libro hasta la saciedad, y sí, me uno al tequierodio hacía Mr.Green.

    ResponderEliminar
  4. Bravo por la reseña, ¿sabes que a mí me pasa lo mismo? Hace ya bastante que lo leí y no me pongo a escribir la reseña porque no sabría cómo hacerla. ¿Que este libro es devastador? Creo que te quedas corta. Este libro me hizo llorar toda la madrugada y dejar de leer, incluso lo tiré al suelo porque no podía seguir. Simplemente no podía. Es de esos libros que su mero recuerdo duele (en el mejor sentido).

    ResponderEliminar
  5. Hola Clary! Yo me lo leí hace un tiempo y es asqfdshhh!!!! Sólo he leido un libro de John Green pero ya es uno de mis escritores favoritos en el mundo!!!!
    Y la reseña esta muy bien, tranquila!!!!
    Un besazo enorme!!!
    Ada :)

    ResponderEliminar
  6. Yo leí este libro y es de mis favoritos.. pero, ¿¡Qué!? Él no puede ser Augustus, ¡No puede! Yo tenía a mi Augustus perfecto, quien me deleita cada vez que veo su foto. Eso no puede ser, tal vez no sé... Es imposible, ¡Él no es Gus en ninguna galaxia! Pero sí, amé el libro, fue demasiado hermoso, perfecto. De esos libros que te atrapan y te dejan una huella, éste me ha dejado un despecho total por Augustus, pero una felicidad eterna gracias a su amor, simplemente encantador. Es una historia que todos deberían de leer, nos abre paso a la realidad y nos permite ver las pequeñas cosas que se encuentran en alguien, no sólo en uno, sino en dos personas capaces de amar sin importar cuál sea su problema. El personaje de Hazel fue muy bien creado y el de Augustus no podría ser más perfecto... Sin duda alguna, gracias otra vez, John.

    ResponderEliminar

¿Quépiensasquépiensasquépiensas? ¿Te ha gustado? ¿Qué se puede mejorar? ¿Se me ha ido mucho la olla?... ¿Se me está yendo?
En fin... ¿algo que decir (o no decir)?